Público
Público

Alemania y Ghana pasan a octavos; caen Australia y Serbia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Alemania y Ghana se clasificaron el miércoles para los octavos de final del Mundial de Sudáfrica tras un encuentro en el que los tricampeones del mundo batieron a la única selección africana en lograr el pase a la siguiente ronda por 1-0.

En el otro partido del grupo, Australia se impuso por 2-1 a Serbia, pero ambos quedaron fuera del torneo

Un impresionante gol del alemán Mesut Ozil dio a los subcampeones de Europa la victoria sobre Ghana y la clasificación como primera del Grupo D, en un encuentro disputado en el estadio Soccer City de Johannesburgo.

Alemania se enfrentará el domingo a Inglaterra en Bloemfontein, mientras que su rival, que también logró la clasificación, jugará el sábado contra Estados Unidos en Rustenburgo.

"Espero que la mayoría de los sudafricanos siga apoyándonos", dijo el seleccionador de Ghana, el serbio Milovan Rajevac.

"Hemos tenido grandes ocasiones para marcar, pero tuvimos un poco de mala suerte", agregó. "Quizá nos faltó un poco de concentración".

Kevin Prince Boateng en Ghana y Jerome Boateng en Alemania.

Con Cacau sustituyendo al sancionado Miroslav Klose como solitario punta del equipo de Joachim Löw, Alemania tuvo varias ocasiones, la primera por medio del delantero nacido en Brasil, que puso a prueba al portero Richard Kingson en el minuto tres.

que volvía tras una lesión - obligó a los alemanes a disparar desde lejos, como ocurrió en la jugada del gol. Los africanos tuvieron su mejor ocasión en las piernas de Kwadwo Asamoah, con un disparo que salvó el portero Manuel Neuer al principio de la segunda parte.

DECEPCIÓN

Tim Cahill y Brett Holman marcaron los goles que dieron Australia la victoria el miércoles sobre Serbia por 2-1 en el partido disputado en el estadio Mbombela de Nelspruit, pero el resultado no le valió a ninguna de las dos y quedaron fuera de la competición.

Serbia, que batió 1-0 a Alemania en su anterior partido, falló sus ocasiones y acabó última del grupo.

Cahill, que se había perdido el anterior partido tras ser expulsado contra Alemania, logró el primer tanto en el minuto 69, rematando un centro de Luke Wilkshire desde la derecha. Brett Holman amplió la diferencia cuatro minutos después con un fuerte disparo desde fuera del área.

Serbia se lanzó al ataque en los últimos minutos y logró acercarse con un gol de Marko Pantelic a seis minutos del final en una jugada en la que aprovechó una parada fallida del portero australiano Mark Schwarzer a un lanzamiento de Zoran Tosic.

Dos minutos después, Pantelic volvió a marcar, pero el árbitro lo anuló por fuera de juego, desatando la indignación de Serbia, que se sumaba a otra jugada en la que reclamaron un penalti por una supuesta mano de Cahill en el área. Otro gol les habría bastado para pasar a octavos.

"El árbitro, incluyendo el cuarto árbitro, no quiso ser una falta que fue muy obvia (...) estamos enfadados por esa decisión", dijo el seleccionador serbio, Radomir Antic.

"No recibimos un trato justo, merecimos más de que lo que conseguimos y ahora tenemos que irnos a casa. El árbitro tuvo un mal día en lo que respecta a Serbia", agregó.

Los serbios dominaron la primera parte, pero no lograron materializar ninguna ocasión. Los australianos mejoraron en la segunda mitad, y los dos cambios que introdujo el seleccionador Pim Verbeek llevaron a los goles.