Público
Público

Alergia a leche de vaca causa problemas de oído, nariz, garganta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Fran Lowry

Los problemas constantes deoído, nariz y garganta en los bebés y los niños pequeñospodrían estar asociados con alergias alimentarias, en especial,a la proteína de la leche de vaca, según un estudio presentadoen la reunión anual de la Academia Estadounidense deOtolaringología, en San Francisco.

Enfermedades como la otitis media refractaria o la disfagiaorofaríngea suelen mejorar si a los niños se les retiranciertos alimentos, comentó la doctora Angela Paddack, de laEscuela de Medicina de la University of Arkansas, en LittleRock.

"La hipersensibilidad a los alimentos es un diagnósticobastante común. Estos niños tienen trastornosgastrointestinales, pero un subgrupo tiene problemas de oído,nariz y garganta y no mejoran con la terapia habitual para elreflujo", agregó Paddack.

"Mejoran cuando se les retiran alimentos para determinar sison alérgicos a la proteína de la leche de vaca", añadió.

Con su equipo, la investigadora revisó información de 101niños que podían ser alérgicos a la proteína y que habían sidoatendidos en clínicas de gastroenterología y otolaringología.

Los pequeños tenían síntomas como diarrea, vómitos, reflujoy constipación. Cuando se los puso a dieta para eliminar laleche de vaca, el 91 por ciento mejoró.

Veinticinco de esos niños tenían problemas de oído, nariz ygarganta que no habían respondido a la terapia para el reflujo.Los más comunes fueron la disfagia orofaríngea en un 80 porciento de los casos y la congestión continua de las vías aéreassuperiores en el 72 por ciento.

La autora precisó que el 60 por ciento de los niños conproblemas de oído, nariz y garganta mejoró con la dieta deeliminación.

"La alergia a la leche de vaca puede causar la mismareacción en las vías aéreas superiores que en los intestinos.Esos niños desarrollan una respuesta inflamatoria crónica. Unode los síntomas principales fue la congestión crónica, que amenudo demandó el uso de asistencia respiratoria", precisó.

Además, "tuvieron dificultad para tragar, lo que causómuchos problemas con la alimentación. Los padres deben saberque si tienen un hijo con estos síntomas que no mejoran con eltratamiento tradicional deberían pensar en la alergia a laproteína de la leche de vaca como una causa probable", dijoPaddack.