Público
Público

Alerta en Can Barça tras un fin de semana nefasto con las bajas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La paz que reinaba en el FC Barcelona hace unos días se ha convertido en un estado de alerta debido a las numerosas bajas que se están acumulando debido a la gripe A y a las lesiones de jugadores importantes, como Zlatan Ibrahimovic y Lionel Messi.

El argentino debió abandonar el partido Athletic Club-Barcelona (1-1) en la segunda mitad debido a unas molestias en el abductor del muslo izquierdo, cuyas consecuencias se conocerán hoy, pero después de las dudas mostradas anoche por el técnico Josep Guardiola, nada bueno parece que vaya a pasar con la musculatura del joven argentino.

Ante el panorama inmediato que tiene el Barcelona, con el decisivo partido ante el Inter, en el que está en juego la clasificación para los octavos de final de la Liga de Campeones, la baja de Messi resulta un serio contratiempo, especialmente si al final no acaba de recuperarse el sueco Ibrahimovic, que ya causó baja en el partido de San Mamés.

El problema no sólo se ceba en el apartado lesiones, en el que también se incluye Eric Abidal, quien además padece la gripe A, proceso vírico que también ha sufre Touré Yaya y, presumiblemente, al mexicano Rafael Márquez, que ayer ya se cayó de la convocatoria tras pasar una noche con fiebre y que hoy se conocerá si está infectado por el virus de la nueva gripe.

Ante este panorama inesperado hace tres días, Guardiola vuelve hoy a entrenar a los suyos a partir de las 12:00 horas en la Ciudad Deportiva de Sant Joan Despí, con el partido del Inter a la vuelta de la esquina (martes, 20:45 horas, Camp Nou) y con el Real Madrid en el horizonte, un clásico que durante las últimas semanas había temido por la ausencia de uno de los jugadores más valiosos, como es Cristiano Ronaldo, y que a una semana de su disputa posiblemente tendrá más de una baja de altura.

El conjunto azulgrana ha tenido un arranque de campeonato muy tranquilo, pues ha ido sorteando con cierta suficiencia los obstáculos, en la Liga y en la Copa, excepto en la Liga de Campeones, competición de la que es el vigente campeón pero que se le ha atravesado hasta el punto de vivir angustiado a falta de dos jornadas.

Las lesiones han respetado al conjunto catalán, hecho que ya sucedió la temporada anterior, excepto en el tramo final, con el caso de Andrés Iniesta, pero desde hace unos días en Can Barça ya se han disparado todas las alarmas porque una serie de bajas de jugadores determinantes justo en un calendario tan decisivo podrían conducir al conjunto catalán a un momento de clara debilidad.

De entrada, anoche ya perdió el liderato en favor del Madrid, después de empatar el tercer partido en la Liga (continúa siendo el único equipo invicto del campeonato) y el martes tiene la posibilidad de enderezar su situación en la Liga de Campeones, donde todo lo que no sea una victoria ante el Inter de Milán podría, incluso, dejarle ya fuera de la máxima competición a falta de una jornada para el final de la liguilla.