Publicado: 02.12.2014 19:17 |Actualizado: 02.12.2014 19:17

Alfonso Alonso asciende de portavoz en el Congreso a ministro de Sanidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El hasta ahora portavoz de Grupo Popular en el Congreso, Alfonso Alonso, será el nuevo ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, han informado este martes fuentes del Gobierno.

Alonso tomará posesión de su cartera mañana, tras jurar su cargo ante el Rey en el Palacio de la Zarzuela, en un acto en el que estará presente también el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el ministro de Justicia, Rafael Catalá, como notario mayor del Reino. Además de ser el portavoz parlamentario, Alonso es presidente del Partido Popular en Álava y fue alcalde de Vitoria de 1999 a 2007.

El nuevo ministro asume las riendas de este departamento después de que Ana Mato presentara su dimisión el pasado día 26, cuando se hizo pública la decisión del juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz de considerarla participe a título lucrativo en el caso Gürtel. La exministra emitió un comunicado en el que puso de manifiesto que "en ningún caso" el juez le imputa "ningún delito" ni tampoco le atribuye "responsabilidad penal alguna".

"No quiero, bajo ningún concepto, que mi permanencia en esta responsabilidad pueda ser utilizada para perjudicar al Gobierno de España, a su presidente ni tampoco al Partido Popular", subrayó Mato. El nombramiento de Alonso se publicará este miércoles en el Boletín Oficial del Estado.

Alfonso Alonso llega al frente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad cuando queda menos de un año de legislatura plazo en el que deberá afrontar distintos retos que dejó pendientes su predecesora en el cargo tanto en el área de Salud como en la de Política Social, y que van desde iniciativas legislativas comprometidas y que aún no han visto la luz, hasta el desarrollo de otras que, aprobadas, no se han puesto en marcha. 

Alfonso Alonso llega al frente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad cuando queda menos de un año de legislatura plazo en el que deberá afrontar distintos retos que dejó pendientes su predecesora en el cargo tanto en el área de Salud como en la de Política Social, y que van desde iniciativas legislativas comprometidas y que aún no han visto la luz, hasta el desarrollo de otras que, aprobadas, no se han puesto en marcha.

Alonso tiene la responsabilidad de pivotar la llamada "agenda social" del Gobierno

Sobre Política Social, el nuevo ministro tiene la responsabilidad de pivotar la llamada "agenda social" del Gobierno, diseñada en un grupo interministerial del que forma parte la vicepresidenta, Soraya Saénz de Santamaría, y que en la recta final de la legislatura afronta algunas de sus principales medidas.

Entre ellas, destacan los dos proyectos de Ley de Protección de la Infancia, uno de ley orgánica y otro de Ley ordinaria, que esta semana o la siguiente pasarán en segunda vuelta por el Consejo de Ministros después de recibir los informes de los órganos consultivos, el último, el pasado viernes, del Consejo de Estado.

Estos proyectos, que introducen severas novedades en ámbitos como la regulación del acogimiento familiar y las adopciones, llevan consigo la modificación de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo prevista para imponer que todas las menores de 16 y 17 años necesiten consentimiento paterno para practicarse un aborto. En la actualidad, sólo deben informar a los padres y, en caso de conflicto familiar grave, están exentas de ese trámite.

Alonso tendrá, asimismo, que pivotar una posible reforma de la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral frente a la Violencia de Género. Si bien no existe una propuesta firme de modificación, la saliente Ana Mato había iniciado un diálogo con los grupos parlamentarios y con distintos agentes de las instituciones y la sociedad civil para, en el marco del décimo aniversario de la normativa, recoger propuestas de mejora.

En cuanto al área sanitaria, el otro gran eje de sus responsabilidades ministeriales, el nuevo titular de la cartera de Sanidad debe cerrar un gran pacto socio-sanitario que permita integrar ambos sistemas y completar la implantación definitiva y la interoperabilidad de la 'e-salud', que incluye la receta electrónica y la historia clínica digital.

Tras lograr un acuerdo con los profesionales sanitarios (médicos, enfermeros y farmacéuticos) para garantizar la sostenibilidad de la sanidad pública, y ante la imposibilidad de conseguirlo con los grupos políticos, el objetivo de Ana Mato pasaba por un nuevo pacto que, en este caso, se centraba en integrar los servicios sociales y sanitarios de las comunidades en un único sistema.

Además, también queda pendiente la puesta en marcha de una ley para evitar el consumo de alcohol en menores de edad, especialmente entre los 14 y los 16 años, en el que estaba trabajando el equipo de Mato en colaboración con el Ministerio de Agricultura.