Público
Público

Alfonso Paz-Andrade se desprendió en febrero de acciones de Pescanova por 2,55 millones

El ex consejero y accionista de la compañía pesquera durante más de 30 años no es el único que se deshizo de participaciones antes de delcarar la quiebra de la empresa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ex consejero y accionista de Pescanova Alfonso Paz-Andrade redujo en febrero pasado su participación en el accionariado de la firma gallega, hasta el 3,027% por medio de la venta de 150.392 acciones por un importe de 2,55 millones de euros, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El empresario sigue así los pasos del que fuera presidente de la firma gallega Manuel Fernández de Sousa, que se desprendió de un elevado número de acciones hace unos meses, por lo que ambos podrían haber vulnerado esta normativa en los plazos de la comunicación al supervisor bursátil de su movimiento de participación.

Nova Ardara Equities, sociedad controlada al 95% por Paz-Andrade y de la que es su administrador único, vendió tres paquetes de acciones entre el 22 y el 27 de febrero, a un precio que osciló entre los 16,53 euros y los 17,077 euros por acción. La primera operación se realizó el 22 de febrero, con la venta de 99.972 acciones a un precio de 17,07 euros, a la que siguió otra operación tres días después de 25.000 acciones a un precio de 17,053 euros y una tercera, el 27 de febrero, mediante la cual se desprendió de 25.000 títulos a un precio de 16,53 euros.

Por otro lado, se deshizo de 420 acciones de la multinacional pesquera a un valor de 16,53 euros por título, que pertenecía a la sociedad Iber Comercio e Industria.

De esta forma, Paz-Andrade ha vendido parte de sus acciones de la firma gallega por un precio superior al que se situaban cuando su cotización fue suspendida por la CNMV el pasado 12 de marzo, cuando los títulos de la compañía se intercambiaban a 5,91 euros por acción.

En la comunicación remitida a la CNMV, figura como fecha de notificación el 28 de febrero de 2013, si bien esta fecha está tachada a mano y debajo de ella se puede leer '26 de abril de 2013', también escrito a mano.

Según la Ley del Mercado de Valores, todos los consejeros de compañías cotizadas están obligados a comunicar cualquier movimiento significativo en sus participaciones en el plazo de cuatro días hábiles bursátiles.

Pescanova ha presentado este lunes un recurso de reposición ante el Juzgado número 1 de Pontevedra contra el auto por el que se apartaba de la gestión de la compañía al consejo de administración, por entender que no valora adecuadamente las 'gravísimas consecuencias' que se derivarían de esta decisión, según informó la firma en un comunicado.

'La resolución no valora adecuadamente las gravísimas consecuencias que resultarán de la drástica decisión de suspender las facultades de administración y disposición de los actuales administradores de Pescanova', explican.

La multinacional pesquera considera que los motivos del auto 'no justifican la sustitución del regimen normal en un concurso voluntario', es decir, el de intervención por parte de administradores concursales, por el acordado por el Juzgado, que es el de 'suspensión del ejercicio del deudor de sus facultades de administración'.

El Juzgado declaró el pasado jueves a la firma en concurso de acreedores, al tiempo que apartó al consejo de administración, presidido por Manuel Fernández de Sousa, de la gestión de la empresa, ya que 'mantener las plenas facultades del deudor puede conducir a una situación de díficil gobernabilidad en absoluto compatible con el orden que debe presidir el proceso concursal'.