Público
Público

Un aliado de Berlusconi sigue acusado de vínculos con la Mafia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un tribunal de apelación italiano mantuvo el martes la acusación de vínculos con la Mafia contra uno de los aliados más estrechos del primer ministro Silvio Berlusconi, pero redujo la sentencia de cárcel a siete años, desde los nueve anteriores.

Marcello Dell'Utri, senador del Partido de la Libertad de Berlusconi y fundador de su antecesor, Forza Italia, pretendía quedar absuelto de la acusación de que actuó como vínculo entre la mafia y la élite empresarial y política de Italia.

Viejo amigo del primer ministro y ex presidente de su firma publicitaria Publitalia, Dell'Utri fue acusado por la fiscalía de Sicilia de tener contactos frecuentes con la mafia mientras trabajó para Berlusconi entre 1974 y 1994.

Berlusconi, sin embargo, no está vinculado con el caso Dell'Utri.

Los abogados de Dell'Utri celebraron la decisión del martes, ya que el tribunal no halló pruebas de ninguna relación con la mafia después de 1992, el año en que la Cosa Nostra lanzó una serie de atentados brutales contra el Estado italiano, incluido el asesinato del fiscal antimafia Giovanni Falcone.

"Esta sentencia rechaza la teoría de que el crimen organizado esté infiltrado en nuestras instituciones políticas desde 1992 hacia adelante, cuando Berlusconi y Forza Italia entraron en la arena política", dijo el abogado defensor Giuseppe Di Peri.

"No hubo implicación con los asesinatos. Se ha rechazado toda un área de responsabilidad", añadió Di Peri.

El tribunal pareció descartar el testimonio de diciembre pasado del testigo Gaspare Spatuzza, un asesino encarcelado de la Mafia, que dijo que un padrino condenado por una campaña con bombas en 1993 se había jactado de sus vínculos con Berlusconi.

Una explicación total sobre la sentencia debe publicarse en 90 días.

El equipo legal de Dell'Utri dijo que aún no estaban satisfechos con los siete años de condena y estaban considerando apelar. El senador fue condenado originalmente en 2004, pero no ha pasado aún por la cárcel.

Dell'Utri ayudó a crear Forza Italia y ha actuado como jefe de campaña de Berlusconi en las elecciones de 1994, que catapultaron al poder al multimillonario de los medios de comunicación.

El caso de Palermo empezó en 1997, pero fue el testimonio de un miembro de alto rango de la Cosa Nostra arrestado en 2002 el que proporcionó algunas de las acusaciones con más fundamento.

El testigo Antonio Giuffre dijo que Dell'Utri era el principal vínculo de la mafia con Forza Italia, y que recibía a cambio favores políticos y apoyo electoral. Giuffre también testificó que Berlusconi se había reunido con el jefe de la Cosa Nostra, una acusación que los abogados del primer ministro tildaron de absurda.

Berlusconi nunca ha sido condenado en los 109 casos planteados contra él desde que entró en política hace 16 años. Muchos italianos no prestan mucha atención al caprichoso y lento sistema judicial del país.