Público
Público

La Alianza por la tasa Robin Hood reclama su puesta en marcha el 1 abril de 2014

La delegación española del movimiento internacional ha escenificado una parodia frente al Banco de España en la que Montoro era descubierto sacando una carretilla cargada de millones y entregándosela a bancos cercanos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Alianza por la tasa Robin Hood ha lanzado una campaña ciudadana para exigir al Gobierno la aplicación 'urgente' de la Tasa a las Transacciones Financieras (TTF) en España, a partir del 1 de enero de 2014 y que asegure que 'no se destina al rescate del sector financiero ni a financiar el déficit, sino que la recaudación vaya dirigida íntegramente a la lucha contra la pobreza y la desigualdad'.

Así, la delegación del movimiento internacional integrada en España por  Intermón Oxfam, Salud por Derecho, Save the Children, InspirAction, Greenpeace, Amigos de la Tierra, Alianza Española contra la Pobreza, Plan España, Coordinadora Española de ONGSs y la Federación de Planificación Familiar, ha escenificado una parodia, realizada este jueves en Madrid, en la que el Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, era descubierto sacando una carretilla con millones de euros del Banco de España y entregándoselo a los bancos cercanos, ha subrayado que 'la aplicación de esta tasa podría recaudar hasta 5.000 millones de euros en España y ser efectiva para frenar la especulación y evitar la fuga de capitales y la evasión fiscal'.

Por ello, ha exigido al Gobierno que ponga en marcha esta tasa 'de manera inmediata', para que los próximos Presupuestos Generales del Estado para 2014 recojan los ingresos y los gastos de esta tasa, con el fin de que se destinen a ayudar a las víctimas de la crisis, tanto en España como en los países más pobres.

Para el portavoz de la Alianza, Jaime Atienza, 'es difícilmente justificable que, mientras los ciudadanos ven incrementados los impuestos directos e indirectos como el IVA, al sector financiero, culpable del estallido de la crisis, no se le imponga ya un mínimo impuesto del 0,1% sobre bonos y acciones o del 0,01% sobre productos derivados, tal como han acordado 11 países de la Unión Europea'.

Además, la plataforma ha resaltado los beneficios que ofrece la tasa Robin 'más allá de su pode recaudatorio'. De esta forma, ha asegurado que se trata de una tasa que 'ejercerá un papel regulador que permitirá frenar la especulación, que traerá mayor transparencia a operaciones muchas veces opacas, y evitará la fuga de capitales y la evasión fiscal'. Ante esto, ha demandado que la TTF se aplique 'al máximo número de productos financieros, para arrojar luz sobre los movimientos de capitales y evitar una fuga de los capitales hacia productos no gravados'.

Por último, considera que esta tasa también servirá para compensar 'el brutal recorte' de España a la cooperación internacional –que ha caído un 70% en los últimos tres años–. Por ello, la Alianza ha propuesto que el 50% de la recaudación de este impuesto vaya destinado a 'aliviar' las consecuencias de la crisis en las personas más vulnerables en España y el otro 50% restante se asigne a las políticas de cooperación en los países más pobres, así como a políticas para 'corregir el avance del cambio climático y mitigar sus efectos'.