Publicado: 20.11.2014 13:28 |Actualizado: 20.11.2014 13:28

Alierta anima a subir los sueldos en las empresas productivas y competitivas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Telefónica, César Alierta, ha animado hoy a las empresas con "innovación, competitividad y productividad" a subir los sueldos porque así estarán más contentos trabajadores, clientes y accionistas. "Hay demasiada obsesión con los costes laborales. El señor que tiene diez empleados y está con el agua al cuello pues no puede subir los sueldos, para que nos vamos a engañar, pero quien tiene innovación, competitividad y productividad puede subir los sueldos y, así, más contentos lo que trabajan, más contentos los clientes y más contentos los accionistas, es de cajón", ha afirmado.

Durante unas jornadas sobre telecomunicaciones organizadas por UGT, el también presidente del Consejo Español de Competitividad ha afirmado hoy que es "evidente y clarísimo" que la situación económica de España está "mucho mejor" que hace tres años, en referencia al tercer aniversario de la llegada al Gobierno del PP. En su opinión, es muy positivo que los presidentes de grandes empresas europeas piensen que España se va a recuperar y va a seguir creciendo", ha subrayado.

Preguntado por si las propuestas que ha presentado el Consejo Económico de Competitividad (CEC)  para generar empleo serían válidas con un gobierno de Podemos, Alierta ha afirmado que dichas propuestas son "apolíticas". El Consejo, presidido por Alierta e integrado por las mayores empresas de España, ha propuesto una serie de medidas para reducir la tasa de paro al 10% en 2018. Alierta ha reconocido que el "gran problema de España" es el desempleo y ha  recalcado que uno de los problemas de España es la economía sumergida, y que si se lograra atajar este problema 2 millones de empleos podrían aflorar.

El presidente de Telefónica ha subrayado que la economía del conocimiento "es y va a ser" el motor principal del desarrollo económico y ha advertido de que la "digitalización" y la formación marcarán la diferencia entre países. "La Agenda Digital es muy importante, pero, en nuestra opinión, se queda corta y no tiene que ser para 2020 tiene que ser para 2018", ha apuntado Alierta, quien ha subrayado que si Alemania ha peleado por controlar la Comisaría Digital en la Unión Europea es porque sabe que el futuro pasa por la digitalización.

Ha vuelto a cargar contra los gigantes de internet, como Google o Facebook, a los que ha acusado de invertir poco, generar poco empleo y no pagar impuestos ni por el espectro, así como de atentar contra la libertad de las personas. Las operadoras tradicionales están dispuestas a invertir en Europa como mínimo 250.000 millones de euros y, según Alierta, que ha asegurado que para ello sólo piden "una cosa que es gratuita: que se cambie la regulación, no cuesta nada ni trabajo. Se sientan una tarde y arreglado".

Alierta, además, ha indicado que la plantilla en España de Telefónica, compuesta por unos 28.000 trabajadores, está "muy bien dimensionada" y ha agradecido a los sindicatos el diálogo mantenido durante estos últimos años, que ha permitido convertir a la multinacional en una de las compañías "más importantes del mundo de las telecomunicaciones". "Los sindicatos han tenido la visión de futuro de que teníamos que hacer una empresa competitiva, eficaz y líder. Si no hubiera sido por eso, no lo tendríamos", ha asegurado el directivo en la jornadas de UGT. En cuanto al convenio laboral de Telefónica España, el directivo se ha limitado a señalar que la empresa "no tiene ningún problema con el convenio". La compañía ya adelantó a los sindicatos su intención de no prorrogar el convenio, cuya vigencia concluye el próximo 31 de diciembre.

Por su parte, el secretario general de UGT, ha asegurado que el sector de las telecomunicaciones es prioritario para el mantenimiento del empleo y ha asegurado que no se puede aceptar que en España destruya puestos de trabajo cuando se prevé que Europa generará 1 millón de empleos de aquí a 2020. "En los últimos 15 ó 16 años ha perdido 35.000 empleos, 20.000 de ellos desde 2008", ha firmado Méndez, quien considera que esta destrucción se ha debido a la regulación y a que las compañías han basado su competencia en una guerra de precios y no en el aumento de las infraestructuras.