Público
Público

Alierta asegura que la economía española está en "una nueva fase"

El presidente de Telefónica anuncia en la junta general que el crecimiento de la multinacional procedió de zonas emergentes como Brasil, que supuso más del 44% del total de los ingresos en Latinoamérica y un 27% del total

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Telefónica, César Alierta, ha afirmado este viernes que la economía española ha entrado en una 'nueva fase' cuyos resultados serán visibles en la segunda mitad de esta año y, de forma más evidente, en 2014. 'En España en 2012, pese al pobre desempeño económico, se han producido importantes logros como el profundo avance de corrección de los desequilibrios existentes, sobre todo los externos', ha asegurado Alierta.

El directivo, en un discurso distribuido entre los accionistas durante la junta general, ha puesto como ejemplo las medidas puestas en marcha por la administraciones públicas, 'necesarias para superar la crisis y sentar las bases de una nueva etapa de bonanza'.

Alierta ha mencionado asimismo el 'esfuerzo' realizado por el sector empresarial ajustando costes y consiguiendo una mejora de la productividad superior a otras economías europeas.

El presidente de Telefónica ha recordado que el desempeño económico no fue homogéneo en todas las zonas geográficas y ha mencionado que el crecimiento de la multinacional procedió de las zonas emergentes, por ejemplo Brasil, que supuso más del 44% del total de los ingresos de Telefónica Latinoamérica y un 27% del total, siendo la región que más aportó.

'Esta realidad evidencia, de nuevo, la importante ventaja competitiva que la diversificación geográfica supone para nuestra compañía', ha manifestado.

A la junta de accionistas de Telefónica, que se ha celebrado este viernes en segunda convocatoria, han acudido 65.434 accionistas, entre presentes y representados, con un total 2.479 millones de acciones, lo que supone el 54,47% del capital social.

Alierta también ha defendido la indemnización recibida por algunos de los directivos de la compañía como el exconsejero delegado Julio Linares, que recibió una indemnización de 24,7 millones de euros por el cese de sus funciones ejecutivas el pasado año, recordando que se trata de 'líderes' en el sector de las telecomunicaciones, que 'todas las compañías del mundo querrían tener en sus nóminas'.

'Claramente si tuviéramos la sede en California aplaudirían las indemnizaciones de (Julio) Linares y (Luis) Abril, dos personas líderes en el sector que todas las empresas querrían tener en su nómina pero nosotros, que nos preocupa la cuenta de resultados de la compañía, hemos preferido tener aquí', ha afirmado tajantemente el directivo respondiendo a las críticas por parte de algunos de los accionistas y representantes sindicales que intervinieron en la junta y que han calificado de 'abusivos' los sueldos de los directivos y de 'indecentes' las indemnizaciones a algunos de los consejeros.

Para Alierta, Telefónica es una compañía global y hay que tener una 'mente global' si se quiere competir con el resto. 'Los mejores ejecutivos del mundo, son los mejores ejecutivos del mundo y no es tan fácil serlo. Así que cuando miren las indemnizaciones, véanlo como una empresa global, como si fuera una compañía de Londres o de California. Esa es la realidad', ha apostillado durante la junta en la que se han aprobado todos los puntos del día por 'mayoría suficiente', entre los que se encontraba el reparto de un dividendo de 0,35 euros por acción en noviembre.

Respecto a algunos de los 'fichajes' realizado por Telefónica y censurados de forma reiterada durante la junta de accionistas, como el del duque de Palma, Alierta ha afirmado que durante su etapa en Telefónica el 'comportamiento' y la 'labor' de Iñaki Urdangarin, que fue consejero para el área Internacional de la firma, ha sido 'muy positivo' para la compañía.