Público
Público

Alimentan con arroz contaminado a pacientes y ancianos en Japón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Isabel Reynolds

Hospitales y residencias geriátricas deJapón sirvieron a sus pacientes arroz contaminado que estabadestinado a usos industriales, lo que generó una investigacióny denuncia criminal, informó el viernes el Gobierno.

La estafa generó gran malestar entre los consumidores, cuyaconfianza en la industria alimenticia se vio perjudicada en losúltimos años por reiterados escándalos relacionados conproblemas de calidad y mal etiquetado en productos que vandesde golosinas hasta carne.

"Por el momento no ha habido reportes de problemas de saludporque la cantidad de residuos de pesticida y moho es baja",dijo a periodistas el portavoz del Gobierno, NobutakaMachimura.

"Pero es un problema serio que productos no aptos para elconsumo sean servidos en lugares como hospitales", añadió.

Machimura dijo que se hizo una denuncia criminal contraMikasa Foods, que se disculpó por vender el arroz como de altacalidad para el consumo cuando estaba autorizado sólo para usosindustriales, como en fertilizantes o pegamentos.

La compañía con sede en Osaka vendió cerca de 700 kilos dearroz chino contaminado con niveles mayores a los permitidosdel pesticida orgánico metamidofós a la compañía de serviciosde comida y bebida Nissin Healthcare Food Service Co, informóun portavoz de Nissin.

El alimento fue utilizado en comidas servidas en 119establecimientos, incluidos hospitales, hogares de cuidado deancianos y una guardería infantil.

Según la investigación del ministerio japonés, se sospechaque Mikasa Foods también comercializó arroz proveniente deChina, Vietnam y Estados Unidos contaminado con acetamiprid,otros insecticida tóxico.

El escándalo afectó además a los productores de bebidas,como Asahi Breweries, que fue obligado a retirar del mercado650.000 botellas de "shochu", similar al vodka, porque sedescubrió que algunos lotes del producto habían sido fabricadoscon arroz contaminado.

Pese a que Japón suele producir más arroz del que consume,está obligado a importar alrededor de 770.000 toneladas al añopor acuerdos internacionales. Parte suele venderse como arrozde mesa o a los productores de alimentos, aunque el cerealsuele mantenerse almacenado por períodos de tiempo muy largos.

En el 2006 el país ajustó las regulaciones de seguridadalimentaria. Pero el cereal involucrado en el último escándalofue importado antes de eso y ya no cumple los estándares parael consumo.

El Gobierno japonés anunció esta semana nuevas normas paradetener la venta de arroz importado que no sea considerado aptopara el consumo.

Los comerciantes anteriormente tenían la posibilidad devenderlo como arroz contaminado para uso industrial, pero en elfuturo serán obligados a devolverlo a su lugar de origen.