Público
Público

Alitalia afronta la liquidación tras retirarse oferta de compra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Alitalia afronta una posible liquidación después de que el grupo de empresarios italianos que lanzó un plan para rescatarla retirasesu oferta el jueves al no haber podido convencer a los sindicatos de aceptarla.

Los miembros del consorcio CAI votaron por unanimidad retirar la oferta, un duro revés para el primer ministro, Silvio Berlusconi, quien usóconexiones empresariales y poder político para persuadir a los inversores de que salvaran la aerolínea y la mantuvieran en manos italianas.

"La situación es dramática y podríamos caer al abismo", dijo Berlusconi a los periodistas. Al ser consultado sobre si eso significaba la quiebra de laaerolínea, se limitó a contestar: "Veremos".

Augusto Fantozzi, gerente especial asignado por el Gobierno, advirtió varias veces que comenzaría el proceso de liquidación de la aerolínea si se caía laoferta de CAI. Sin embargo, el jueves indicó que comenzará la difícil tarea de encontrar nuevos fondos para Alitalia y que hará "todo lo posible paramantenerla viva".

El consorcio de inversores italianos dijo que retiró su oferta después que seis de los nueve sindicatos de Alitalia se negaran a firmar el plan de rescate,que estaba dirigido a salvar sólo las partes rentables de la aerolínea.

El grupo argumentó que la compañía tiene una problemática situación financiera. Alitalia pierde dos millones de euros diarios.

"La dramática situación de Alitalia y de los mercados internacionales no permite alargar más una oferta que se ha profundizado y que ha llevado anumerosas concesiones", dijeron en un comunicado el grupo de 16 empresarios, encabezados por Roberto Colaninno, número uno de Piaggio.

UN ABSURDO

El ministro de Trabajo, Maurizio Sacconi, dijo que la retirada "pavimenta el camino para la caída de todas las compañías del grupo Alitalia" y calificócomo "absurda" la posición de los sindicatos que rechazaron el plan de rescate.

Un líder de uno de los tres mayores sindicatos dijo que traerá "una catástrofe social". "La compañía está muerta y algunos de mis colegas quieren sersus enterradores", agregó Luigi Angeletti, jefe del sindicato UIL, refiriéndose a la negativa de otros sindicatos.

La agrupación de pilotos ANPAC, que estaba opuesto al plan de CAI de cerrar miles de empleos y recortar salarios, dijo que más negociacionespodrían haber llevado a un compromiso.

En cambio, en el aeropuerto romano de Fiumicino la noticia fue recibida con aplausos.

"La oferta no tenía ningún sentido", dijo una azafata que no quiso ser nombrada. "¿Por qué aceptaría alguien recudir su paga a la mitad y unas horas ycondiciones ridículas? La gente preferiría buscar trabajo como camareros".

CAI proponía comprar las partes rentables de la firma antes de relanzarla como una aerolínea regional y más pequeña. Además serían despedidos unos3.250 de sus 20.000 empleados.

El plan de CAI fue el tercer intento en menos de dos años por vender la participación estatal de un 49,9 por ciento en la aerolínea, un símbolo nacionaldurante más de 60 años que registró ganancias por última vez en 1999.

Antes de las elecciones de abril, Berlusconi apostó por rechazar una oferta de Air France-KLM y poner en marcha la compra por parte de un grupoitaliano.

/Por Alberto Sisto/.*.