Público
Público

El alivio canadiense contrasta con la furia olímpica holandesa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una medalla de oro para Ashleigh McIvor en la categoría de esquí estilo libre femenino y una resonante victoria de su equipo de hockey sobre hielo hicieron el martes que Canadá, anfitrión de los Juegos de invierno, suspirara de alivio.

Fue un día feliz para Canadá, pero el holandés Sven Krame lo recordará como una pesadilla después de que un error de su entrenador le arrebatara la medalla de oro en los 10.000 metros de patinaje en velocidad, en uno de los momentos más impresionantes de los Juegos de Vancouver.

El poseedor del récord mundial y claro favorito celebró su rotunda victoria, pero segundos después de cruzar la línea lanzó sus gafas con furia al suelo y pateó la pista en señal de frustración cuando le dijeron que había sido descalificado por invadir otra calle.

Kramer, que antes había ganado el oro en los 5.000 metros, se sentó abatido en un banco del estadio, con la cabeza baja y los codos en las rodillas después de que un error le costara la gloria.

"Estoy furioso", dijo Kramer a periodistas sobre su grave equivocación, cuando una aparente falta de comunicación con su entrenador le hizo cambiar de calle en el momento erróneo.

"Es una cuestión de concentración, pero no de mi parte. Fueron los mejores 10.000 metros que he patinado. Estoy enfadadísimo con mi entrenador".

"Él y yo tendremos una conversación", agregó.

Otra gran decepción la vivió Austria en el esquí alpino, país otrora dominante en esta especialidad pero que perdió la medalla en las pistas de Whistler cuando el suizo Carlo Janka ganó el martes la medalla de oro en el eslalon gigante.

DECEPCIÓN Y CONSUELO PARA AUSTRIA

Janka se convirtió en el primer deportista de su país en ganar el oro olímpico en el eslalon gigante desde 1984, mientras que Austria se quedó sin nada. Los austríacos habían dominado la disciplina en los últimos tres Juegos Olímpicos.

El noruego Kjetil Jansrud se llevó la plata y su compatriota Aksel Lund Svindal ganó su tercera medalla de los Juegos al lograr el tercer lugar.

El estadounidense Bode Miller, que esperaba lograr una cuarta medalla en cuatro carreras, quedó fuera de la competición en la primera prueba.

Canadá cosechó su sexto oro gracias a McIvor, una favorita local en el esquí estilo libre femenino, después de que una de sus principales rivales, la francesa Ophelie David, se estrellara en una ronda anterior.

Austria consoló sus decepciones en el esquí alpino con el triunfo en el relevo 4x5 kilómetros, prueba donde los campeones olímpicos retuvieron su oro.

Rusia se había quedado con la primera de las cinco medallas de oro del día en el relevo femenino de biatlón 4x6 kilómetros, al superar a la favorita Alemania, que compitió sin la agotada doble ganadora de oro Magdalena Neuner.

Alemania se conformó con el bronce en esta prueba, por detrás de Francia.

La victoria de McIvor puso a Canadá en el cuarto lugar en el medallero aunque su fracaso al no conseguir más medallas ha generado peticiones para que se haga una investigación.

Estados Unidos lleva 7 medallas de oro y 26 condecoraciones en total, mientras que Alemania también tiene 7 de oro y un total de 23 medallas. Canadá, Noruega y Suiza tienen 6 medallas de oro cada una, superando a Corea del Sur (con cinco) y Austria (con cuatro).

El hockey sobre hielo masculino es uno de los principales anhelos de los aficionados locales y allí las medallas no se decidirán hasta el domingo, pero Canadá al menos sigue en competición con una cómoda victoria por 8-2 sobre Alemania.

Los canadienses debieron jugar un partido de eliminación súbita tras perder ante Estados Unidos en la ronda final de encuentros preliminares, pero lograron imponerse ante los alemanes y ahora se enfrentarán a Rusia en cuartos de final, un duelo entre dos de los principales favoritos.

Animados por la multitud en el Canada Hockey Place, los canadienses consiguieron una ventaja de 1-0 al final del primer período y sumaron tres goles en el segundo y cuatro en el tercero.

En los otros partidos eliminatorios, Suiza venció a Bielorrusia por 3-2 y República Checa derrotó 3-2 a Letonia.