Público
Público

Alma Aguilar, moda para una princesa hippie

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La diseñadora madrileña Alma Aguilar se ha estrenado en solitario en Pasarela Cibeles con una colección en la que calle y costura están más marcadas que nunca para unas prendas románticas y modernas que pueden vestir a la princesa hippie del siglo XXI.

"Por fin el público es solo para mi", comentó antes del desfile a Efe la propia diseñadora, quien ha jugado en su colección con empobrecer la riqueza y enriquecer la pobreza de una prenda.

Buena prueba de ello han sido sus abrigos "neovagabundos" de paño, años 50, de corte muy femenino, bordados a la espalda y con incrustaciones de lentejuelas en su final.

Amante de la naturalidad, Aguilar ha preferido que sus modelos llevaran el pelo suelto con cierto aire hippie, estilo que se percibe en ella misma. Pero el casual se une con feminidad a la elegancia, especialmente en sus vestidos "sexys y dulces", según la creadora de esta personal colección.

En mousseline doble de seda, crepe satín de seda y chiffon de seda, sus vestidos llamaban la atención por sus múltiples volantes fruncidos en falda y talle y por sus suaves tonalidades, desde el azul lago hasta el maquillaje, el humo y el ceniza. Bajo algunos de ellos la joven modista ha introducido leggins para conseguir cierto aire de bailarina.

Alma Aguilar ha presentado anchos pantalones de cuadros y ha creado por primera vez pantalones vaqueros, pero introduciéndoles un original talle alto y, como complementos, ha optado por las bufandas, guantes y gorros "callejeros" de lana, que parecen hechos de punto a mano.

Las chaquetas de paño de lana y las cazadoras de piel, de cuero y encurtido español conjugan a la perfección con sus pantalones ajustados de marcadas costuras y bolsillos muy ampliados por detrás.