Público
Público

El almirante Nelson se mareba en el mar

Descubren una carta del almirante británico Horatio Nelson en la que reconoce que luchaba contra esta enfermedad desde los 12 años.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El almirante Horatio Nelson, uno de los marinos ingleses más célebres de la historia, confiesa en una carta recién descubierta que se mareaba al navegar. 'Me pongo malo cada vez que sopla fuerte y nada excepto mi amor entusiasta por mi profesión me mantiene una hora en el mar', escribió desde su buque insignia HMS Victory.

En la misiva, Nelson confesaba al conde de Camden, secretario de Estado para la Guerra, que se sentía identificado con un sobrino de éste que abandonó la carrera naval debido a mareos en el mar. El almirante reconoció que él mismo luchaba contra esta enfermedad desde que se unió a la Marina con 12 años.

No fue la primera vez que Nelson hizo mención a su problema. Los mareos le 'ponían de mal humor' escribió en 1776 después de un ataque de vómitos tras padecer malaria, mientras que en 1793, al mando de HMS Agamemnon, Nelson y su hijastro sufrieron mareos en una fuerte marejada al sur de la costa inglesa.

Para 1804, Nelson había ascendido a comandante en jefe de la flota británica en el Mediterráneo, entonces la mayor fuerza naval del mundo. No obstante, el destacado marino británico, incluso después de 30 años de servicio, no superó el problema.

Pero el sufrimiento de Nelson va más allá de lo que se ve a simple vista, según historiadores navales.'Nelson usó su enfermedad como un medio de expresar su patriotismo, deber y sacrificio', dijo James Davey, comisario de Historia Naval del Museo Marítimo Nacional británico.

'La implicación es que mientras que el sobrino del conde de Camden no se quedó por los mareos, Nelson sufría por su país'.'Revela mucho de su carácter. Patriota, pero no reticente a mostrarlo'. En octubre de 1805, casi un año después de su última comunicación con Camden, Nelson murió a manos de un francotirador en la batalla de Trafalgar.

La carta continuó en los archivos privados de la familia Camden hasta su reciente redescubrimiento. Ahora está en exposición en el Museo Tunbridge Wells de Kent, a 40 km al sureste de Londres, en una muestra de las posesiones de familias nobles locales.