Público
Público

Almunia descarta que el déficit español supere el 3% del PIB pese al fuerte ajuste de la vivienda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, se mostró hoy "convencido" de que el déficit español no superará este año el límite del 3% del PIB, pese a la fuerte ralentización de la economía nacional, derivada sobre todo del parón de la vivienda.

El Gobierno de Irlanda, una de las economías europeas que, como España, sustentó su crecimiento los últimos años en el dinamismo de la construcción, comunicó hoy a sus socios de la eurozona que su presupuesto puede saldarse este año con un déficit superior al citado 3%, en vez del superávit que preveía.

Almunia señaló que, en el caso de Irlanda, "ese riesgo existe", y explicó que la corrección económica está siendo "mucho más rápida" en algunos países de la eurozona por el ajuste del sector inmobiliario.

El comisario indicó que la caída de los ingresos tributarios y la subida de algunos gastos para contrarrestar el descenso de la actividad -admitida por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento comunitario- está teniendo en Irlanda un efecto mayor del previsto.

Preguntado por la situación en España, dadas sus similitudes con el modelo económico irlandés, dijo que también "está funcionando" ese mecanismo, como consecuencia de la disminución de los ingresos tributarios y el aumento de algunas partidas de gasto, debido, por ejemplo, a la subida del paro.

Por eso, el Gobierno ha pasado de prever un superávit presupuestario para este año a esperar déficit, agregó.

A la pregunta de si hay alguna posibilidad de que ese saldo negativo supere el umbral del 3% que marca el Pacto de Estabilidad, respondió: "estoy convencido de que este año, no".

Respecto a 2009, indicó que, según la información facilitada hasta la fecha por el Gobierno sobre su proyecto de presupuestos, "parece que para nada prevé un déficit que se aproxime" a esa cifra.

Almunia también se refirió a los ataques de la oposición al Gobierno español sobre su falta de respuesta ante la crisis y apuntó que "en momentos de dificultad, tensión en los mercados y caída de la confianza, conviene que, más allá de las críticas lógicas, busquen la manera de unir esfuerzos".