Público
Público

Almunia dice que China es consciente de que un yuan depreciado genera proteccionismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, aseguró hoy, tras una reunión del Eurogrupo previa a la cumbre China-UE de Nankín de mañana, que China es tan consciente como la UE de que un yuan por debajo de su valor real genera "tensiones proteccionistas".

"Ellos son igual de conscientes que nosotros", aseguró el comisario español, después del encuentro que la "troika" del Eurogrupo mantuvo hoy con el primer ministro chino, Wen Jiabao.

"Si en una situación económica que todavía no está consolidada, con una recuperación que es frágil, incluso aquí en China, con las cifras de crecimiento tan positivas, si hay un tipo de cambio que no responde a los fundamentos de nuestras economías, eso genera tensiones proteccionistas adicionales a las que ya de por sí existen, como consecuencia de la crisis", aseguró.

"Hasta ahora yo creo que estamos evitando razonablemente bien que esas tentaciones proteccionistas se traduzcan en medidas proteccionistas, pero es un riesgo del que somos conscientes unos y otros", señaló. "Es una cuestión de interés común".

EEUU y la UE llevan años pidiendo al gigante asiático que aprecie su moneda, que ambas economías consideran que mantiene artificialmente por debajo de su valor para proteger sus exportaciones.

El gigante asiático se comprometió a hacerlo en julio de 2005, pero la crisis financiera de 2008 frenó la incipiente flexibilización de esa postura, y continúa condicionándola todavía, ya que la recuperación económica del gigante asiático se sigue apoyando en gran parte en sus exportaciones.

"Una economía como la china, que tiene un excedente comercial y un excedente por cuenta corriente muy elevado, con una acumulación de reserva de exteriores impresionante, tiene que dejar jugar su tipo de cambio en función de lo que el mercado indique", sostuvo.

"En esas condiciones, el mercado suele indicar que el tipo de cambio debe apreciarse", añadió, lo que, "por otro lado, es muy interesante para los propósitos de las autoridades chinas de cambiar la composición del crecimiento de China".

Según Almunia, eso permitiría "dar más peso a la demanda interna, y en particular a la demanda de consumo, y tener una economía menos dependiente de las inversiones en los sectores orientados pura y exclusivamente a la exportación".

El comisario español dijo que las medidas adoptadas por China en julio de 2005 para introducir más flexibilidad en el tipo de cambio de su moneda fueron "muy positivas", y que "es positivo escuchar a las autoridades chinas que van a volver a avanzar en esa línea".

Sin embargo, "es verdad que en el último año y medio han pegado el yuan respecto del dólar, y eso nos supone una situación con la que no estamos satisfechos", reiteró, por lo que recomendó a China que, al valorar su moneda, tenga en cuenta los "fundamentos económicos".

El Eurogrupo señaló hoy que China está más cerca que la zona euro de poder adoptar una estrategia de salida de la crisis, y eso, según Almunia, no es sólo por el plan de estímulo puesto en marcha por China para relanzar el consumo interno e impulsar sectores como la construcción, las infraestructuras, la siderurgia y el transporte.

"Es verdad que el plan de estímulo está jugando su papel, pero según nuestro análisis, también hay elementos subyacentes, que son bastante más claros que en otras economías, en cuanto a la capacidad de la economía china para avanzar más que otras en la recuperación", afirmó.

"La exportación, el comercio internacional, que se había hundido en el último trimestre del 2008 y se está recuperando, y las condiciones de consumo interno de China, están funcionando no sólo por el estímulo fiscal, sino también por la propia capacidad de la economía china de utilizar mejor sus recursos humanos", concluyó.

Almunia, considerado uno de los "hombres fuertes" de la nueva Comisión Europea que nace con el Tratado de Lisboa, después de su designación por el presidente Durao Barroso como comisario de Competencia, rechazó hoy hacer comentarios al respecto y se limitó a decir que "hoy aquí hablamos sólo de China".