Público
Público

Almunia recomienda que en 2011 comience el ajuste fiscal en toda la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, ha anunciado hoy que propondrá a los gobiernos de la UE comenzar en 2011 la consolidación fiscal y la retirada de los estímulos a la economía.

Las previsiones de otoño presentadas hoy por el Ejecutivo comunitario muestran que ese año Europa habrá entrado en una "recuperación sostenida", condición que se habían puesto los Veintisiete para comenzar a retirar las ayudas presupuestarias y retornar a la disciplina fiscal.

La Comisión Europea ha asegurado que la UE ha entrado en la vía de la recuperación con tasas medias de crecimiento del PIB que serán positivas en 2010 (+0,7%) y 2011 (+1,6%), aunque el alto desempleo le restará fortaleza.

Tras presentar las nuevas cifras, el comisario ha puntualizado en rueda de prensa que, si bien la recuperación prevista será "gradual", todos los estados miembros, incluidos los que todavía dispongan de margen presupuestario, deberán comenzar a reducir los estímulos en esa fecha.

Ha reconocido, no obstante, que algunos países deberán empezar la consolidación fiscal antes, debido al extraordinario deterioro de sus finanzas públicas.

Preguntado sobre la intención de las autoridades españolas de solicitar a Bruselas un año más de plazo para volver a situar el déficit público por debajo del límite del 3% del PIB, el comisario ha declinado responder "hasta la semana que viene".

El día 11, la CE tiene previsto evaluar si son adecuadas las medidas que han tomado o planean tomar los estados miembros que ya han incurrido en déficit excesivos, entre ellos España, para reducirlos.

Bruselas dio de plazo hasta 2012 a España para enderezar sus cuentas públicas.

Almunia ha considerado "lógico", por otro lado, que las autoridades nacionales recurran en sus presupuestos tanto a los ingresos como a los gastos para reducir el déficit, en respuesta a otra pregunta sobre la subida del IVA prevista en el proyecto de presupuesto español para 2010.

En términos generales, el comisario ha comentado que la situación de la economía europea "mejora, pero no podemos dar por hechos los signos positivos" que se empiezan a sentir.

Las cifras macroeconómicas publicadas hoy por la CE para 2009 y 2010 no son muy diferentes de las ya conocidas por lo que respecta al PIB y la inflación, lo que constituye "una buena noticia", porque quiere decir que la situación "se estabiliza e incluso mejora".

"La UE está emergiendo de la recesión en la segunda mitad de este año, pero quedan por delante grandes desafíos".

El comisario se ha referido, en particular, al "muy alto nivel" de desempleo y a la necesidad de sanear todavía los balances de los bancos y restablecer el flujo de crédito a la economía productiva.

De estos tres factores dependerá en gran medida el fortalecimiento de la recuperación en Europa.

En 2010, según la CE, todavía se destruirá empleo en Europa, mientras que en 2011 habrá creación neta en la UE, pero no todavía en la media de la Eurozona.

Almunia también ha alertado del "enorme desafío" que plantea a los europeos la combinación de tres factores negativos: los déficit persistentes como resultado de la crisis, un crecimiento demasiado débil y el envejecimiento de la población.

La sostenibilidad de las finanzas públicas se ha convertido en una "enorme preocupación", ha insistido.