Público
Público

Alonso, abierto a negociar con el PNV el concierto vasco en los Presupuestos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso, se ha mostrado hoy abierto a negociar el blindaje del concierto económico, que el PNV plantea como condición para apoyar los Presupuestos Generales del Estado (PGE), aunque ha avisado que el PSOE negociará "prácticamente" con todos los grupos.

En declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por EFE, Alonso ha explicado que el PNV "ha mostrado su predisposición de defender determinados intereses de los que se puede y vamos a hablar", entre los que se encuentra el blindaje del concierto económico vasco.

"Se puede hablar de todo lo que ha puesto sobre la mesa el PNV; lo que no puedo garantizar es que lleguemos a un acuerdo o de cuál puede ser el contenido del acuerdo, si lo alcanzamos", ha aclarado.

En todo caso, ha señalado que los socialistas están dispuestos a negociar con "prácticamente" todas las formaciones parlamentarias.

Pese a admitir que el PNV es un partido de derechas, ha considerado que "tiene unas características, al margen de la cuestión ideológica, que es el no tener en estos momentos ningún interés de naturaleza táctica o electoral, porque en el País Vasco tienen un régimen fiscal y económico que es el que es".

En todo caso, ha recordado que el concierto vasco no podrá tratarse en el Congreso hasta mediados de octubre, cuando llegue la iniciativa de la Asamblea vasca sobre esta cuestión.

Respecto a la reforma fiscal, el portavoz socialista ha afirmado que la subida de impuestos tiene la finalidad de mantener los compromisos sociales del Gobierno, y que tan importantes son los impuestos como la finalidad que se les otorga.

"En el capítulo de gasto es donde se discriminan los proyectos políticos", ha insinuado Alonso, que ha reiterado: "Lo que deben pensar los ciudadanos es si podían pagarse una sanidad, una educación o una seguridad privada, o los servicios sociales que ofrece el Estado", para los que se necesita una "fiscalidad razonable".

Pese a defender el "buen modelo" de reforma fiscal que propone el Gobierno, ha admitido que "se puede mejorar", pero que en todo caso es una propuesta "clarísimamente equilibrada" en la que "pagarán más lo que más tienen", y ha resaltado que a pesar de la subida del IVA, éste aún seguirá siendo "sensiblemente inferior" a la media europea.