Público
Público

Alonso se calma tras las críticas del fin de semana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Alan Baldwin

El piloto de Ferrari Fernando Alonso suavizó el martes su postura contra los comisarios de la Fórmula Uno después de que el organismo que dirige la competición anunciara que revisaría la controvertida regulación del coche de seguridad.

El español había calificado como "manipulado" el Gran Premio de Europa del domingo después de quedar por detrás de su ex compañero de equipo Lewis Hamilton, que en la práctica no pagó ninguna pena por adelantar ilegalmente al coche de seguridad.

El presidente de Ferrari, Luca di Montezemolo, dijo que el incidente había arrojado "una sombra sobre la credibilidad de la Fórmula Uno".

Mientras Hamilton acusó a Alonso en los medios británicos de "tener envidia", el bicampeón del mundo dijo que se había calmado y transformado su ira en "energía positiva que conduce un deseo de contraatacar".

"Obviamente, a la luz del día, estoy mucho más calmado de lo que lo estaba justo después de la carrera", dijo el español en la web de Ferrari.

"En aquel momento, tuve una reacción emocional, y en esa situación todo es muy fácil adoptar un tono y decir cosas que pueden ser interpretadas erróneamente, dando lugar a sospechas, algo que no tenía intención de hacer".

"Por supuesto, comprendo que los comisarios tienen un trabajo difícil que hacer y tienen que tomar decisiones que no son fáciles".

"Lo que quiero decir es que esos pilotos que, como nosotros, respetaron las regulaciones, desafortunadamente, en esa situación, sufrieron mucho más que los que la vulneraron, aunque fueran penalizados".

REUNIÓN DE LA FIA

Alonso dijo que no se estaba refiriendo a ninguno de los pilotos en particular, y que el incidente del coche de seguridad tenía que abordarse para asegurar que no sucediera más.

"Me complace saber que la FIA ha reaccionado rápidamente, convocando una reunión extraordinaria del Grupo de Trabajo Deportivo, y confío, estoy incluso seguro, de que todos los puntos a discutir serán aclarados de manera integral".

Un portavoz de la FIA confirmó que habría una reunión la semana que viene antes del Gran Premio Británico en Silverstone.

Aunque los comisarios deportivos sancionaron a Hamilton con un "drive-through", tardaron tanto en confirmar la sanción que el británico pudo cumplirla sin perder la segunda posición.

El bicampeón mundial Alonso, que estaba detrás del inglés, en tercer lugar, en el momento del incidente, finalizó octavo y furioso por haber quedado lejos.

Hamilton, que tuvo disputas notables con Alonso cuando ambos eran compañeros en McLaren en 2007, se mostró de acuerdo con los periodistas de periódicos británicos cuando le preguntaron si las acusaciones de Alonso eran producto de su mal perder.

"Incluso lo vi (a Alonso) cuando le sobrepasaba un Sauber en la pantalla grande. Es poco común que a él le adelante un Sauber, por eso creo que estaba completamente en otro mundo", expresó Hamilton, campeón del mundo en 2008.

"No entiendo por qué yo le afecté tanto en esta carrera. Todos tienen derecho a dar su opinión. Debe de estar decepcionado con su propio resultado, pero yo no le hice nada", agregó.

Hamilton, que ha tenido varias confrontaciones con comisarios de carrera en el pasado, elogió a la Federación Internacional del Automóvil (FIA).

"La FIA está haciendo un trabajo increíble porque nos están permitiendo correr este año", remarcó el piloto de McLaren.