Público
Público

Alonso deberá apelar a la épica ante su público tras la decepción en la clasificación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El piloto español Fernando Alonso deberá apelar a la épica en el Gran Premio de Europa, que se disputa mañana en el circuito urbano de Valencia, si quiere alcanzar un buen resultado ante su afición, después de una desafortunada sesión de clasificación en la que quedó relegado a la duodécima plaza.

El doble campeón del mundo partirá desde la sexta línea de salida del trazado valenciano después de quedar eliminado en la segunda ronda de clasificación (Q2), una situación que sólo ha vivido en una ocasión en la actual temporada, en el primer gran premio, disputado en Australia.

Para mañana, los dos más firmes candidatos para hacerse con la victoria son el brasileño Felipe Massa (Ferrari), que saldrá desde la primera posición de la parrilla, y el británico Lewis Hamilton (McLaren Mercedes), que acompañará al paulista en la primera línea.

La carrera tiene el premio adicional de que el vencedor será el que inaugurará el palmarés de una carrera de Fórmula Uno en Valencia, lo que motivará especialmente a los pilotos.

Por detrás de Massa y Hamilton partirán el polaco Robert Kubica (BMW Sauber) y el finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari), tercero y cuarto respectivamente, quienes, en función de sus estrategias de carrera, también dispondrán de opciones para el triunfo.

La circunstancia de que la carrera se dispute en un circuito urbano propicia que puedan darse sorpresas, ya que las probabilidades de que salga el coche de seguridad son mayores, lo que podría condicionar notablemente el desarrollo de la prueba.

Así, este hecho, unido a una estrategia basada en una mayor carga de combustible, podría motivar un beneficio para los coches que salgan desde una posición más retrasada y dotar a la carrera del Gran Premio de Europa de una mayor emoción e incertidumbre.

Sin embargo, Massa tratará, al partir desde la 'pole', de desquitarse del mal sabor de boca que le dejó la última carrera, cuando a falta de tres vueltas para llegar a la meta en Hungaroring, el Ferrari del brasileño sufrió una avería en el motor que dio al traste con su victoria tras haber salido desde la tercera plaza en la parrilla.

En la lucha por la victoria tendrá como principal adversario a Hamilton, que también se vio afectado por un pinchazo en la carrera magiar, lo que supuso que de la segunda plaza que ocupaba, pasase a ser quinto, lo que no le impidió mantenerse al frente del Mundial con 62 puntos, con cinco de ventaja sobre Raikkonen.

Una de las grandes sorpresas de la parrilla de mañana será la presencia de Sebastian Vettel (Toro Rosso) en la sexta plaza, después de un fin de semana en el que el joven piloto alemán ha sorprendido con el primer puesto en los primeros entrenamientos libres y en la Q2 de la clasificación.

Aunque el cielo del circuito urbano de Valencia amaneció hoy cubierto de nubes, apenas descargó un poco de agua durante la sesión de clasificación, mientras que para mañana las previsiones meteorológicas anuncian cielos despejados.