Público
Público

Alonso dice que están "contentos y confiados", pero saben que Red Bull "ha vuelto"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El piloto español Fernando Alonso ha asegurado hoy que en Ferrari están "contentos y confiados" con la jornada de entrenamientos del viernes del Gran Premio de Singapur, si bien ha añadido que, en el equipo italiano, son conscientes de que Red Bull "ha vuelto a su nivel habitual".

"Ha sido un día de muchas pruebas. En la primera sesión, llovió un poquito e hicimos pruebas de aerodinámica en las rectas, mientras que en la segunda sesión probamos con -neumáticos- blandos y duros y el coche ha sido relativamente competitivo durante toda la sesión", ha apuntado Alonso.

Aunque ha reiterado que, tras la jornada, en Ferrari están satisfechos por el desarrollo del día, a continuación ha agregado que Red Bull ha recuperado las prestaciones exhibidas antes de las carreras de Monza y Spa Francorchamps, donde en las jornadas de los viernes "se les vio con dificultades".

Respecto a las opciones de lograr la 'pole position', Alonso ha comentado que "los viernes son entrenamientos, y más en estas carreras de la temporada", en las que se prueban "muchas cosas", por lo que hacer una valoración del trabajo de hoy para la cronometrada del sábado es "muy complicado", salvo que saben "que Red Bull ha vuelto a su forma habitual".

También ha desvelado que durante el día han realizado diferentes pruebas, como los alerones delantero y el conducto F. "Yo me he encontrado bien con el conducto F, pero he hecho mejor tiempo sin él. Hay que estudiar los datos que tenemos, pero la primera opción es usarlo mañana -en la crono-", ha explicado.

Sobre la pista y su estado, Alonso ha comentado que en la segunda sesión aún había zonas mojadas, lo que les hace temer que, aunque pare de llover un par de horas antes de la sesión de clasificación o de la carrera, puede condicionar el estado de la pista.

"Teniendo en cuenta que llovía a las 3 y la segunda sesión empezó a las 9.30 de la noche -la carrera es las 20.00- se trata del circuito que peor se seca del Mundial, por lo que cualquier lluvia que venga a partir de las 3 de la tarde garantiza que, tanto en la carrera como en la crono, prácticamente esté el suelo mojado y hay que tenerlo en cuenta", asegura.

Además, para el doble campeón del Mundo, si llueve el domingo la parrilla será "menos importante de lo que suele ser", aunque considera que salir en puestos delanteros es "una ayuda".

"Sabemos que en circuitos como éste o Mónaco hacer entre los tres primeros en la sesión de clasificación del sábado casi asegura podio, pero si la pista está húmeda al empezar puede cambiar todo. Vamos a intentar calificar delante pero quien esté sexto, por ejemplo, no lo tiene todo perdido", ha agregado.

Además, de su parada en pista, el piloto asturiano ha asegurado que no es un problema serio de motor o electrónica. "Eso está descartado, porque no se ve nada en la telemetría, por lo que es un problema mecánico sin repercusión. Además, también están los cambios de motor del viernes al sábado. Es cierto que perdimos 20 minutos de sesión, pero sin dolernos nada", ha comentado.

De la pista ha destacado que hay "menos baches" este año, si bien ha insistido que "tarda muchísimo" en secarse, debido a que partes del trazado cuenta con un asfalto "muy, muy liso, sin apertura entre las piedras del asfalto y puede ser un problema de cara a la crono y carrera", debido a que "puede haber una zona seca y otra mojada durante mucho tiempo".

Otro asunto tratado por el piloto asturiano ha sido las sensaciones que transmite conducir un Fórmula Uno por la noche entre los edificios de la bahía de Singapur.

"Es algo especial, ir pilotando por las calles es una sensación única, ya que estamos centrados en lo que es la pista, los bordillos, el siguiente punto de frenada o la siguiente recta, pero si miras un poquito al cielo no ves nada, sólo la oscuridad, y es una impresión muy fuerte. Además, las imágenes de televisión de los helicópteros que se ven son muy bonitas", ha finalizado.