Público
Público

El alquiler baja una media del 8% en 2008

Es la primera rebaja en los últimos diez años. El parón de ventas ha obligado a las promotoras a poner más viviendas en arrendamiento. La oferta ha subido en unos 300.000 pisos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sólo una de cada diez casas españolas se alquila. Y ésta es la proporción más optimista que cifra el Ministerio de Vivienda. Según algunos expertos, el porcentaje real no llega al 9% frente al 40% de la media europea. Ahora, con la crisis inmobiliaria que comenzó en agosto de 2007 (y pinchó definitivamente la burbuja) y las dificultades de financiación de los posibles compradores, a los propietarios de casas y a los promotores les resulta muy difícil vender sus inmuebles, lo que impulsa a muchos a alquilarlos. En consecuencia, la oferta ha aumentado y ha provocado que los precios del arrendamiento cayeran por primera vez en, al menos, el último decenio.

A falta de estadísticas del ministerio (la más actual es de 2006 y no está desglosada), los datos que manejan el Consejo General de Colegios de Administradores de la Propiedad Inmobiliaria, el Consejo de la Juventud de España y los intermediarios Enalquiler, Idealista y Fotocasa constatan que en 2008 comenzaronlas rebajas.

Según los intermediarios, la caída media se situó entre el 7% y el 8%. Aunque eso no quiere decir que matemáticamente bajara el precio en todas las provincias. De hecho, en algunas siguió subiendo. Como muestra, Ourense marcó el máximo con un alza del 17% entre enero de este año y el mismo mes de 2008, seguida de Álava, con un 8%, según los datos de Enalquiler.com, que maneja una base de datos de 83.360 viviendas.

En el otro extremo, Valencia refleja un batacazo del 21%, después del subidón por la celebración de la Copa del América en 2007. El precio medio en España al cierre de enero fue de 747 euros por una casa de unos 75 metros cuadrados.

Valencia y Zaragoza, a la baja

Según el portal inmobiliario Fotocasa, el metro cuadrado cerró febrero pasado en 8,95 euros, unos 671 euros por 75 metros, es decir, una rebaja interanual del 7%. Son datos del informe elaborado en colaboración con la escuela de negocios IESE que Fotocasa presentará en breve y que adelantó a Público. La comparativa coincide con la de su competidor, ya que, en su estadística, también registran las mayores bajadas Valencia (10,4%) y Zaragoza (9,5%), en esta última ciudad, quizá por el efecto de la Expo del Agua celebrada el año pasado.

De un estancamiento de precios en la primera mitad de 2008, se ha pasado a bajadas que van desde el 1,6% en Madrid al 4% en Barcelona, según Idealista. com. Aunque otros intermediarios cifran las caídas en hasta un 11%. Sin embargo, estas señales no quieren decir que alquilar sea barato en las ciudades, especialmente en las dos grandes capitales. Al contrario, lograr un piso en el centro sigue siendo prohibitivo para muchos porque 1.000 euros es la renta mínima. Algunos chollos empiezan a aflorar tímidamente en la periferia de las grandes ciudades donde a los promotores les cuesta más vender sus pisos.

Con el parón de ventas, muchos de ellos optan por alquilar o usar el arrendamiento con opción de compra para evitar que los inmuebles estén parados generando gastos. 'Entre el 60% y el 70% de los pisos en stock son susceptibles de estar en alquiler', asegura Jesús Sánchez Nieto, vocal del Consejo General de Colegios de Administradores de la Propiedad Inmobiliaria.

Más descensos

Esto supondría que casi 500.000 de los 700.000 pisos que los promotores dicen que no venden estarían en el mercado, pero 'una estimación real estaría en unos 300.000 pisos más en alquiler', calcula Carlos Ruiz, gerente de la intermediaria de alquiler Arrenta, que ofrece arrendamiento con garantías y trabaja con una larga lista de promotoras. Este aumento de oferta influye decisivamente en la bajada de precios y representa hasta el 10% de los entre 2,5 y 3 millones de pisos que hay arrendados en España. 'Por eso, el alquiler seguirá bajando y puede caer otro 2% este año y un 10% en 2010', señala Ruiz.

Pese a estos datos, aparentemente optimistas, el acceso a la vivienda en alquiler no es más fácil porque 'la demanda crece más rápido que la oferta en un momento con dificultades de crédito y miedo a perder el trabajo; más del 50% de los demandantes de casa en grandes ciudades opta por alquilar', estima Pep Ruiz, director de análisis inmobiliario de la consultora Analistas Financieros Internacionales (AFI). Muchos jóvenes que compraron casa están vendiéndola para irse de alquiler porque no pueden con la hipoteca, constatan los expertos y varios testimonios recabados por Público.

A esto se une que la vivienda protegida en alquiler 'apenas supone el 1% del total, lo que hace necesaria la intervención de las administraciones públicas para desarrollar una política integral', asevera José Luis Arroyo, vicepresidente del Consejo de Juventud de España.

Más de 1.100 euros
15 euros por metro cuadrado de media
Los alquileres han bajado en Madrid entre un 4% y un 11% y en Barcelona, entre un 7% y un 11% en un año, según las empresas intermediarias en arrendamiento. Pero estas rebajas no se notan en el centro de las capitales, donde los precios siguen siendo muy caros. Vivir en esas zonas supone un desembolso de más de 1.100 euros para pisos de unos 80 metros. Cada metro cuadrado útil cuesta entre 14 y 15 euros.

Poder pagar menos de 800 euros en Madrid
Piden los inquilinos
Según el Observatorio de la Vivienda elaborado para Madrid por la consultora Analistas Financieros Internacionales (AFI), los madrileños estarían dispuestos a pagar entre 400 y 800 euros de renta al mes. La brecha con la realidad es de hasta 700 euros.

Subida del 29%
Precio acumulado
Los alquileres se han encarecido, en general, un 29% entre 2002 y 2007, según datos del Consejo de la Juventud de España y de Enalquiler.

Sólo hay una estadística, la del INE
Pero refleja únicamentela subida del IPC
Sólo hay una estadística oficial periódica sobre el alquiler, la del Instituto Nacional de Estadística (INE), pero estos datos se limitan a constatar la evolución de los precios, sin dar su valor absoluto, y recogen la subida que aplican cada año los caseros a sus inquilinos.