Público
Público

Sin Amaia no hay paraíso

La popular actriz de Sin Tetas No Hay Paraíso cambia la televisión por los escenarios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Amaia Salamanca, la sexy actriz protagonista de la serie Sin tetas no hay paraíso, cambia la pequeña pantalla por el teatro. El 'escándalo' en el que se inspiró Heinrich Von Kliest para escribir La marquesa de O hace más de 200 años ha convencido a Amaia Salamanca a decidirse por el teatro, abandonando su papel de Cata en la serie de televisión.

La actriz asegura que está 'muy feliz' porque está haciendo 'lo que quería' a pesar del esfuerzo que le está suponiendo grabar los últimos episodios de la tercera temporada de Sin tetas no hay paraíso con los ensayos y las nueve funciones que ya se han hecho, en Alicante, Zaragoza y Huesca.

'Sabía que hacer teatro me iba a ayudar mucho en mi carrera por eso sé que todo el esfuerzo ha merecido la pena', ha dicho Salamanca. También ha querido agradecer a sus compañeros de reparto, 'me están ayudando muchísimo, en especial Juan José Otegui, que es como una figura paterna para mí'.

Se da la 'rara casualidad' de que esta obra es el debut de Amaia Salamanca y la retirada de Otegui que por 'no querer aburrir' al público, pero sobre todo 'por razones personales' ha decidido que 'La marquesa de O' sea la última obra que haga en sus 49 años de profesión.

Otegui dice que Amaia Salamanca 'tiene ese algo que hace que la gente la mire aunque esté callada, es inteligente y luminosa y un placer verla trabajar'.

La actriz ha querido dejar claro que no tiene pensado volver a la serie. 'No me reincorporaré a la cuarta temporada', declaró Salamanca. 

También comentó cómo le surgió la oportunidad de actuar en la obra teatral. Según ha declarado, supo por su compañero en Sin tetas y que forma parte de la función, Josep Linuesa, que la directora de la obra, Magüi Mira, buscaba una actriz joven para el papel de la joven viuda Julieta. La directora se decidió por Salamanca por varias razones y, al parecer, ninguna de ellas porque fuera la 'archipopular' Cata.

'Quiso entrar en este viaje y subirse al escenario con Juan José, con Tina Saiz, con Josep Linuesa, con todos nosotros, y además maneja maravillosamente las emociones, es muy inteligente y sabe transmitir, tiene talento y luz propia', piropea.

'La marquesa de O' es, según explica Mira, 'una joyita por todo lo que se cuece dentro; una absoluta locura, todo rompimiento y transgresión de unas estructuras muy rígidas'. Hernández ha hecho una adaptación de la obra de Von Kliest, de la que Eric Rohmer hizo una película en 1976, 'muy pegada al texto pero con una prosa poética con un nivel de síntesis brutal'.

La obra estará en el Bellas Artes hasta el 10 de enero y luego emprenderá una gira por toda España y, 'a lo mejor', vuelve a Madrid pero eso 'nunca se sabe', dice Mira.