Público
Público

Los amantes de las viñetas se citan en Expocómic

Los organizadores esperan acoger a unos 30.000 visitantes durante los cuatro días de exposición

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los amantes del cómic tienen una cita en el Salón Internacional del Tebeo de Madrid, donde hoy se inaugura la duodécima edición de Expocómic, una propuesta para sumergirse en el mundo de las viñetas. 

Desde clásicos como 'El Jabato' o 'TBO' a las últimas y novedosas novelas gráficas, la amplia oferta del Salón Internacional del Tebeo de Madrid comprende unos setenta puestos, algunos con más de dos mil referencias, que abren sus puertas hasta el domingo en el Pabellón de Convenciones de la Casa de Campo.

Expocómic ha comenzado con la mirada puesta en la visita de Lewis Trondheim, dibujante francés que viaja a España por primera vez y cuya aparición en la feria 'se mantiene en secreto', según explica Emilio Gonzalo, director del evento.

'Se ha generado una expectación tremenda, nuestro blog se ha colapsado con las preguntas de la gente, así que hemos decidido no anunciar el lugar y la hora a la que va a firmar para que no se formen aglomeraciones', asegura el responsable de un salón que, según dice, 'goza de una salud perfecta'.

Gonzalo afirma que 'el gran atractivo' de la exposición son 'los más de sesenta autores' que ya han confirmado su asistencia, y entre los que se encuentran otros grandes nombres del panorama nacional e internacional, como el norteamericano Tim Sale, los españoles Javier Trujillo, Luis Royo y Jordi Bernet, los argentinos Rodolfo Migliari y Jorge Zentner, el bosnio Adi Granov o el belga Didier Crissé, autor del cartel de este año.

La organización ha programado sesiones de firma de ejemplares, clases magistrales con los autores, mesas redondas y exposiciones en las que los propios dibujantes ejercerán como guías de auténtico lujo.

Varios autores ya han comenzado a pasear alrededor de los puestos, como Manuel Sanjulián, Alfonso Azpiri o Carlos Areces, dibujante de El Jueves y colaborador en Muchachada Nui que ha acudido a Expocómic 'a título personal'. 'He venido a gastarme la pasta', proclamaba Areces mientras sostenía un 'bonito montículo de cómics' que le iba a provocar 'remordimientos de conciencia'. 'Vengo buscando Bruguera antiguo, y lo malo es que hay', bromeaba este admirador de Ibáñez.

No parecían tan contentos Carlos y Gonzalo, dos 'veteranos' de Expocómic que se quejaban por 'el alto precio de los cómics'. 'Muchas veces las tiendas se aprovechan y tratan de venderte por cien euros una colección que vale cincuenta', censuraba Carlos. 'Si vienes de pardillo, te la clavan', aseveraba Gonzalo.

Se prevé que asistan unos 30.000 visitantes durante los cuatro días de exposición, una cifra que, en opinión de Emilo Gonzalo, certifica la fortaleza de 'el mundo del cómic'. 'Las cifras de ventas han subido en los últimos años y el abanico se ha ampliado; el manga, por ejemplo, ha hecho que la mujer se incluya en el publico objetivo del producto', apunta sobre el crecimiento del tebeo en España.

Tras hacerse un hueco fijo en el calendario, Expocómic centra sus objetivos de futuro en 'encontrar un emplazamiento más grande' en Madrid. 'Ya hemos mantenido conversaciones para trasladar el salón a las instalaciones del Matadero, el Palacio de Deportes u otro pabellón más grande en la Casa de Campo', asegura Gonzalo.