Público
Público

Amarran en Barcelona dos buques de Sea Shepherd para defender el atún rojo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Dos buques de la Sea Shepherd Conservation Society, una de las organizaciones internacionales más activas en defensa de la fauna marina, han amarrado hoy en el puerto de Barcelona para hacer difusión de su nueva campaña contra la caza furtiva del atún rojo en el Mediterráneo.

El capitán y fundador de la Sea Shepherd, Paul Watson, ha explicado, en declaraciones a Efe, que la situación del atún rojo es "crítica" debido a la explotación permanente a la que es sometida este especie por parte de pesqueros furtivos, que ignoran los tratados internacionales y las leyes.

Esta realidad hace necesario, a su juicio, campañas como la que lleva a cabo su ONG y que arrancó en el verano de 2010, cuando el buque insignia, "Steve Irwin", interceptó y liberó a más de 800 atunes de redes ilegales.

El "Steve Irwin" y el trimarán "Brigitte Bardot", las dos embarcaciones de la ONG de Paul Watson, permanecerán en el Muelle de España de Barcelona hasta el 5 de julio, cuando partirá para iniciar la segunda campaña en defensa del atún rojo.

La campaña trata de impedir con acciones agresivas que se lleven a cabo actividades como la pesca con palangre, las redes de deriva y la pesca al cerco, con el objetivo último de evitar la extinción del atún rojo, el más consumido por los japoneses.

Watson ha destacado que los países europeos cada vez son más conscientes de la envergadura del problema y de la necesidad de llevar a cabo acciones más eficaces para luchar mejor contra la caza furtiva, aunque ha lamentado que "normalmente, cuando se toman las decisiones la situación ya es muy crítica".

Liderada por Watson, Sea Shepherd cuenta con la ayuda de una fuerza de voluntarios tanto en tierra como en sus embarcaciones.

La Sea Shepherd Conservation Society es una organización internacional de acción directa sin ánimo de lucro que lucha por la conservación de la fauna marina y está especializada en intervenciones en contra de la explotación ilegal de la fauna y de los hábitats marinos.

La organización persigue a aquellos que intentan incumplir los tratados internacionales, las leyes y las regulaciones que protegen a las especies marinas y su entorno.

Paul Watson fundó Sea Shepherd en 1977 y desde entonces ha realizado decenas de campañas oponiéndose a la caza ilegal de ballenas y focas, y a la captura de delfines y tortugas, entre otros.