Público
Público

América Latina acuerda crear un organismo sin EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los países de América Latina y el Caribe acordaron el martes crear un organismo diplomático que no incluye a Estados Unidos, en una cumbre del Grupo de Río que dejó al desnudo las fisuras que todavía dividen a la región.

Después de que muchos aseguraron que la OEA fracasó en sus intentos por integrar a la región, las naciones acordaron las bases para establecer el bloque que busca una sola voz en foros multilaterales sin un papel dominante de Washington.

"Hemos decidido constituir la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños como espacio regional propio", dijo el presidente de México, Felipe Calderón, en la última sesión de la cumbre celebrada en la localidad turística mexicana de Playa del Carmen.

"La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños deberá prioritariamente impulsar la integración regional con miras a la promoción de nuestro desarrollo sostenible, promover la concertación política", explicó.

El nuevo organismo reunirá a los países del Grupo de Río y la Comunidad del Caribe (CARICOM) y funcionará en paralelo a la Organización de Estados Americanos (OEA), criticada en su rol de guardián de la democracia regional tras los infructuosos esfuerzos por revertir un golpe de Estado en Honduras.

Fuentes diplomáticas dijeron que llevará un tiempo redactar los estatutos del organismo, que podría entrar en funciones en 2011. El Grupo de Río y CARICOM seguirán sosteniendo sus encuentros programados por separado.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, junto con el mandatario cubano, Raúl Castro, han exhortado en varias ocasiones a que se disuelva la OEA.

"El de hoy no es un hecho histórico menor, yo diría que es un hecho histórico de grandes dimensiones en la medida que (...) estamos afirmando la personalidad de una región", dijo el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva.

FISURAS EN LA REGIÓN

Pero Colombia advirtió de que no está dispuesta a discutir sobre la unidad latinoamericana y del Caribe con un planteamiento que implique excluir países, otras organizaciones o como un contrapeso de las mismas.

"Cuando uno piensa en integración, tiene que pensar en una plenitud de escenarios, donde no se duplique lo que ya se está haciendo en otros, que no se constituyan en contra de otro organismo", dijo el ministro de Exteriores colombiano, Jaime Bermúdez.

La cumbre, que el martes concluyó después de dos días de trabajos, se produjo en medio de la persistente crisis diplomática entre Colombia y Venezuela, los países que más marcan la división entre derecha e izquierda en la región.

Chávez y el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, tuvieron el lunes durante una de las sesiones de la cumbre una acalorada discusión en la que otros mandatarios debieron intervenir, un incidente que dejó en evidencia la profunda fisura en las relaciones entre ambos.

Mientras el presidente colombiano es el principal aliado de Estados Unidos en América Latina, Chávez es el más fuerte crítico de Washington en la región.

La crisis diplomática entre Colombia y Venezuela surgió por la decisión de Uribe de firmar un acuerdo de cooperación que permite a Estados Unidos utilizar siete bases militares de su país para combatir el narcotráfico y el terrorismo.

Durante la cumbre fue anunciada la formación de un grupo de países latinoamericanos, encabezado por República Dominicana, que buscará que las dos naciones limen sus asperezas, al que Chávez dio la bienvenida.

"Nos dijimos lo que había que decir, luego aceptamos ambos reunirnos con el grupo de amigos", dijo el mandatario venezolano en una conferencia de prensa después del cierre de la cumbre y en la que se refirió al incidente con Uribe.

Además, Chávez señaló que está dispuesto a evaluar el congelamiento del comercio con Colombia, que ordenó llevar a mínimo en 2009 después de que Bogotá ampliara un tratado de cooperación militar con Estados Unidos.

APOYO A ARGENTINA

En un espaldarazo a la presidenta Cristina Fernández, Argentina obtuvo el apoyo de líderes de Latinoamérica y el Caribe a sus reclamaciones contra la exploración petrolera que el Reino Unido inició en las Islas Malvinas,

El Gobierno argentino, que mantiene una histórica disputa con Gran Bretaña por la soberanía del archipiélago, reaccionó en las últimas semanas al conocer el plan de la empresa Desire Petroleum de realizar exploraciones de petróleo en las islas.

Lula pidió abrir un debate dentro de Naciones Unidas para abordar el caso de las Islas Malvinas, mientras aseguró que no es posible que Argentina no sea dueña de las islas y sí lo sea una nación a 14.000 kilómetros de distancia.

A pesar de todo, Fernández dijo que Argentina no estaba considerando medidas más serias que no estuvieran contempladas en el derecho internacional.

"Cuba, como el resto de América Latina y el Caribe, ha reivindicado siempre el justo reclamo de la República de Argentina en torno a las Islas Malvinas", dijo por su parte el presidente cubano.

El ausente en la cumbre fue el presidente de Honduras, Porfirio Lobo, quien no fue invitado al encuentro bajo el argumento de que la OEA no lo ha reconocido como Gobierno.

Lobo asumió el cargo en enero tras un golpe de Estado contra el ex presidente Manuel Zelaya, derrocado en junio del año pasado.

Calderón dijo que en la cumbre "se hizo una brevísima mención" sobre Honduras pero que se decidió no abundar en el polémico tema porque podría haber polarizado los debates.

"Es lamentable que en esta Cumbre de la Unidad se encuentre ausente el Gobierno de Honduras, cuyo pueblo es víctima del militarismo y no merece castigo sino auxilio", dijo el presidente de Costa Rica y premio Nobel de la Paz, Óscar Arias, quien fue mediador en el conflicto hondureño.

Tras concluir la cumbre, Lula y Calderón dijeron en rueda de prensa que México y Brasil comenzarán a estudiar un pacto de integración económica.

Ambas naciones tienen un acuerdo de complementación económica desde mayo de 2003, pero con un pacto de integración profundizarían sus relaciones comerciales e industriales.