Público
Público

Amin Maalouf asegura que "hay en el mundo árabe un gran déficit de legitimidad política"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El escritor libanés Amin Maalouf dijo hoy sentirse "impaciente y desilusionado" al no producirse avances en la resolución del conflicto palestino-israelí y consideró que existe en el mundo árabe un "gran déficit de legitimidad política".

Maalouf está estos días en España con motivo de la publicación en castellano de su último libro, "El desajuste del mundo. Cuando nuestras civilizaciones se agotan" (Alianza), una larga reflexión sobre la situación en el siglo XXI y sus desajustes, que concluye con varias razones para mantener la esperanza.

Nacido en Beirut en 1949, el escritor habla en esta obra del desajuste intelectual, económico y financiero y climático, entre otros, y se pregunta si la humanidad ha alcanzado el techo de su "incompetencia moral".

Para Maalouf el desajuste del mundo tiene menos que ver con el "choque de civilizaciones" que con el agotamiento simultáneo de los modelos sociales del mundo occidental y del mundo árabe.

En rueda de prensa y preguntado por las iniciativas de paz en Oriente Medio, calificó de "excelente" el discurso que pronunció el pasado 4 de junio en El Cairo el presidente de EEUU, Barack Obama, en el que insistió en la necesidad de que coexistan un Estado israelí y otro palestino como única solución posible al conflicto.

Obama también ofreció un "nuevo comienzo" en las relaciones entre Estados Unidos y el mundo musulmán, basado en los intereses y el respeto mutuos.

Sin embargo, Maalouf dijo hoy sentirse "impaciente y desilusionado" al no producirse avances y consideró que se están "dando vueltas en circuito". "Nos contentamos con cosas mínimas como apretones de manos entre dirigentes", lamentó.

A su juicio, es necesario un tratado o proyecto de paz encaminado a actitudes que dejen de "envenenar" las relaciones entre Occidente y el mundo árabe.

"Si no se resuelve no se podrá abolir la desconfianza entre esas dos partes del mundo y no se podrán solucionar temas con Irán, Irak", dijo el autor de la novela "León el africano".

Vio necesario elaborar un "proyecto de paz" en el que haya "espacio para todo el mundo", pero subrayó que para ello tiene que haber "voluntad".

Para Amin Maalouf el mundo árabe se encuentra "en plena regresión" y sus dirigentes actuales "no tienen mucha credibilidad a ojos de sus pueblos" y no "inspiran confianza a sus gentes".

"La situación en el mundo árabe contribuye a cierta regresión en el resto del mundo. Si conseguimos que se reanude su avance, puede tener repercusiones en el mundo entero", agregó.

Narrador de éxito en España con su novela "León el africano" y autor de obras como "Samarcanda", "Los jardines de luz" y "La roca de Tanios", que le valió el prestigioso premio Goncourt, Maalouf se refirió a la importancia de la "universalidad de los valores y a la diversidad de las culturas".

"Los derechos humanos deben ser iguales. No hay territorios que merezcan democracia y otros no", resumió, antes de afirmar que no cree que haya "regímenes impermeables a la democracia".

"La democracia sí se exporta. Es un producto de exportación importante. No hay que exportarla por la fuerza, sino con respeto y dignidad al otro, y no con ejércitos de ocupación", matizó, a la vez que subrayó la necesidad de "familiarizarnos con las culturas de los demás".

Maalouf ha viajado por medio mundo como periodista cubriendo zonas de conflicto hasta que se exilió en Francia donde vive desde que en 1975 estalló la guerra del Líbano.