Público
Público

Amnistía denuncia supuestos abusos de la policía sudafricana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La policía sudafricana está utilizando las normas y reglamentos relacionados con el Mundial para hostigar a las personas sin hogar, inmigrantes extranjeros y vendedores ambulantes antes del torneo que comienza el viernes, dijo Amnistía Internacional.

"Este acoso ha incluido redadas policiales, detenciones arbitrarias, malos tratos y extorsión, así como la destrucción de viviendas precarias", dijo el organismo con sede en Londres en un comunicado.

En particular, los vagabundos y los vendedores callejeros informales están siendo expulsados de los llamados "lugares de acceso controlado", acusó Amnistía.

"Los requisitos establecidos en las normas de la FIFA que crean extensas zonas de exclusión para la actividad económica informal se consideran especialmente perjudiciales", comentó Amnistía.

El portavoz policial Vish Naidoo defendió la acción de la policía y de las autoridades locales, diciendo que Amnistía estaba tratando de vincular el Mundial con un problema permanente en Sudáfrica, donde millones de personas viven sumidas en la pobreza y la marginalidad.

"¿Sólo porque estamos organizando la Copa del Mundo, debemos pasar por alto las leyes y normativas que no se están cumpliendo?", se preguntó Naidoo.

Amnistía afirmó también que el gran despliegue policial en sitios relacionados con el Mundial significa que habrá una menor cantidad de agentes en los barrios más pobres, donde se produce la mayor parte de los delitos en Sudáfrica, un país con una de las tasas más altas de criminalidad del mundo.

El organismo añadió que le preocupa que la policía pueda disparar con facilidad en su afán de proteger a los 350.000 visitantes extranjeros que se esperan para el torneo, que comienza el 11 de junio y que durará un mes.

La seguridad y la delincuencia han sido uno de los mayores problemas de cara al primer Mundial en territorio africano.

En Sudáfrica se producen unos 50 asesinatos por día, casi la misma tasa que en Estados Unidos, que tiene seis veces más habitantes.