Publicado: 09.12.2013 14:16 |Actualizado: 09.12.2013 14:16

Amnistía Internacional demanda a Reino Unido por espionaje

La organización señala que ha iniciado el proceso legal ante el Tribunal de Poderes de Investigación ya que considera probable que sus comunicaciones hayan sido interceptadas por los servicios de inteligencia del Reino Unido y Esta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La organización humanitaria Amnistía Internacional (AI) informó hoy de que ha presentado una demanda contra el Reino Unido por el supuesto acceso ilegal de los servicios secretos británicos a sus comunicaciones.

En un comunicado, AI señala que ha iniciado el proceso legal ante el Tribunal de Poderes de Investigación (IPT, por sus siglas en inglés), cuya función es atender quejas sobre la conducta de los servicios secretos británicos.

La organización no gubernamental, con sede en Londres, hace referencia a la información filtrada el pasado verano por el exagente estadounidense Edward Snowden, quien reveló el alcance de las tareas de espionaje de EEUU y el Reino Unido para acceder a correos electrónicos y comunicaciones de millones de personas.

AI afirma que, debido a la naturaleza delicada de su trabajo, considera probable que sus comunicaciones hayan sido interceptadas por los servicios de inteligencia del Reino Unido y Estados Unidos.

Por ello, agrega la nota, AI ha decidido iniciar un proceso legal ante el citado tribunal bajo el argumento de que las actividades de espionaje del Reino Unido violan el artículo 8 (derecho a la privacidad) y el artículo 10 (derecho a la libertad de expresión) de la Ley de Derechos Humanos de 1998.

"Como organización global que trabaja en muchos asuntos delicados que podrían ser de interés particular para los servicios de seguridad de EEUU y el Reino Unido, estamos profundamente inquietos por la perspectiva de que las comunicaciones de nuestro personal pudieran haber sido interceptadas", afirmó hoy el director legal de AI, Michael Bochenek.

En el Reino Unido, el diario "The Guardian" publicó numerosos artículos sobre el alcance del espionaje, lo que obligó a Snowden a huir de su país y refugiarse en Rusia.