Público
Público

Amnistía Internacional insta a Yemen a frenar el empleo de la fuerza contra los manifestantes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Amnistía Internacional instó a las autoridades yemeníes a frenar el empleo de la fuerza excesiva para controlar a los manifestantes que protestan desde hace días contra el Gobierno de ese país.

En una nota emitida desde su sede en Londres, AI recuerda que al menos seis manifestantes yemeníes que participaron en las protestas pacíficas del sur de Yemen, en las que exigían reformas políticas y la caída del presidente Ali Abdalá Saleh, resultaron heridos de gravedad en la ciudad de Ta'izz por el estallido de una bomba casera.

Activistas que se encontraban en la capital de Yemen, Saná, indicaron a AI que estuvieron rodeados por las fuerzas de seguridad, ayudadas por hombres descritos como "matones" que les dispararon y les golpearon.

"Las autoridades yemeníes parecen haber acentuado las medidas duras sobre los protestantes y nos ha preocupado gravemente que si eso continúa, el número de muertos aumentará de forma inevitable", señaló Philip Luther, vicedirector del programa de AI para Oriente Medio y el Norte de África.

En el citado comunicado, esta organización pro Derechos Humanos pidió al Gobierno yemení que permita a la gente "reunirse y protestar de forma pacífica".

Testigos que se encontraban en Ta'izz dijeron a Amnistía que hombres vestidos de paisano, supuestamente miembros de las fuerzas de seguridad, o individuos que operaban con ellos en secreto abrieron fuego desde coches civiles contra los manifestantes que llevaban una semana acampando en el centro de la ciudad.

AI añade que supuestamente las fuerzas de seguridad que se encontraban cerca de la plaza Safir no hicieron nada para proteger a los manifestantes.

"Estamos tratando de escondernos pero las fuerzas de seguridad están señalando nuestras ubicaciones a los matones. Estamos muy asustados, particularmente porque hay niños con nosotros. Hemos intentado sacarlos fuera del área pero las fuerzas de seguridad no nos lo han permitido", afirmó hoy un activista a AI.