Público
Público

Amnistía Internacional pide "acción" en el 60 aniversario de la Declaración de los Derechos Humanos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Amnistía Internacional (AI) hizo hoy un llamamiento a los gobiernos para que conviertan la conmemoración del 60 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en un día "para la acción, y no sólo de celebración".

La secretaria general de AI, Irene Khan, recordó que existen numerosos conflictos en el mundo que requieren una acción firme en cuanto a derechos humanos.

Entre ellos citó "las muertes en Bombay (India), miles de personas que huyen del conflicto en el Congo, otras miles atrapadas en atroces condiciones en (la región sudanesa de) Darfur" o la situación en Gaza y Sri Lanka, además de una crisis económica que amenaza "con hundir a millones en la pobreza".

Sobre los recientes atentados en Bombay, en los que murieron 188 personas, Amnistía advirtió del peligro de sacrificar los derechos humanos en nombre de la seguridad y criticó medidas como las detenciones indefinidas sin cargos ni juicio o las torturas.

En cuanto a la crisis financiera, la organización pidió a los gobiernos que protejan los derechos económicos y sociales de las personas con la misma fuerza con que se defienden las libertades civiles o políticas.

AI recordó que los derechos humanos son "universales", ya que todas las personas nacen libres e iguales en derechos y dignidad, e "indivisibles", pues no hay jerarquía entre los derechos sociales, civiles, económicos, políticos o culturales.

Según Khan, "pese a los avances en muchas áreas en las últimas décadas, la injusticia, la desigualdad y la impunidad persisten en demasiadas partes del mundo. El verdadero problema es que los gobiernos hacen promesas y adoptan leyes, pero luego no las cumplen".

"Ha llegado la hora de que los gobiernos enderecen seis décadas de fracasos en derechos humanos y cumplan sus promesas", añadió en un comunicado.

Entre los éxitos en las pasadas décadas, AI destacó, entre otros, la firma de tratados internacionales, el reconocimiento de los derechos de mujeres y niños, la creación de la oficina del alto comisionado de los Derechos Humanos de la ONU y de la Corte Penal Internacional y la erradicación de la pena capital en más de dos terceras partes del mundo.