Público
Público

Amnistía Internacional pide a Colombia y a los grupos armados que respeten a las comunidades pacíficas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Amnistía Internacional (AI) instó al Gobierno colombiano y a los grupos armados implicados en el conflicto de ese país a respetar la integridad y los derechos de las comunidades pacíficas declaradas neutrales.

En un comunicado emitido desde su sede en Londres, AI pidió a la guerrilla, el Ejército y los paramilitares que permitan a los miembros de la Comunidad de Paz de San José de Apartadó volver al poblado de Mulatos tres años después de que los asesinatos cometidos en 2005 les obligaran a abandonar su hogar.

Esa comunidad fue creada el 23 de marzo de 1997 en la región de Urabá (Colombia), donde hay decenas de comunidades rurales que se han declarado neutrales en el conflicto armado interno que sufre Colombia y, por lo tanto, sufren el acoso de todos los bandos.

La comunidad, que pertenece al departamento de Antioquia (noroeste de Colombia), se fundó con vocación de neutralidad, pero desde 1997 más de 160 miembros han sido asesinados o secuestrados por paramilitares, fuerzas de seguridad o guerrilleros.

El 21 de febrero de 2005, ocho miembros de la comunidad, entre los que había tres niños y una adolescente de 17 años, fueron asesinados y sus cuerpos mutilados.

En la citada nota, AI afirmó que la investigación judicial apunta a las fuerzas de seguridad y a los grupos paramilitares como autores de las muertes, a pesar de que el Gobierno de Bogotá quiere culpar a la guerrilla.

La directora del programa de la organización defensora de los derechos humanos para América, Susan Lee, expresó su preocupación por la seguridad de los ciudadanos que quieren volver a Mulatos.

Amnistía también recordó al Gobierno colombiano que la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Constitucional de Colombia se dirigieron a las autoridades de ese país con el fin de que hicieran mayores esfuerzos para condenar a los culpables de los ataques a las comunidades pacíficas.