Público
Público

El Ampurdán surrealista de Dalí

La estrecha y continuada relación entre Dalí y el paisaje del norte catalán se muestra en una gran exposición en Milán.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La relación entre Salvador Dalí y el paisaje de los rincones más al norte de Cataluña sirve de hilo conductor a la exposición Salvador Dalí. Il sogno si avvicina, que reúne en Milán más de cincuenta obras en las que el genio catalán se expresa, además, como un intérprete de su época y del deseo del subconsciente.

El Palazzo Reale de la capital lombarda alberga la exposición que supone el regreso a Milán de una muestra dedicada a Dalí tras más de cincuenta años de ausencia.

'Se cree que los paisajes que Dalí pintó en sus cuadros son imaginarios pero muchas veces son reinterpretaciones de lugares queridos de su Alto Ampurdán', explica el comisario de la muestra Vincenzo Trione. Dalí, nacido en Figueras en 1909, hace constantes referencias en sus cuadros al paisaje de su tierra, de la que amaba 'la luz' y la manera en que, gracias al soplo de la tramuntana, cada detalle se percibía 'de forma nítida'.

La muestra, que permanecerá abierta hasta el próximo 30 de enero, se divide en cuatro secciones, que recorren las diferentes naturalezas pintadas por el artista y cómo son utilizadas para reflejar su interior surrealista.

La primera sección, Paisajes históricos, se compone de las salas de la Memoria y de la del Mal, en la que Dalí recupera e interpreta los escenarios de su época como la Guerra Civil española o la bomba atómica de Hiroshima.

La sala del Imaginario y la de los Deseos forman parte de los Paisajes autobiográficos con las obras ligadas al periodo surrealista del artista, en el que Dalí exhibe 'lo que sucede en el interior de la psique'.

La sala de los Deseos presenta además la primera reproducción de la habitación de Mae West, uno de los espacios más emblemáticos del Teatro Museo Dalí de Figueras, que el pintor llevó a cabo en colaboración con el arquitecto Oscar Tusquets.

Por último, la exposición cuenta con los Paisajes de la Ausencia en los que se observa cómo el artista catalán abandona la representación de la figura humana y la naturaleza ocupa todo el escenario del cuadro.

La muestra termina con un Epílogo que documenta la relación entre el pintor y Walt Disney en una colaboración entre 1945 y 1946 de la que surgió el cortometraje Destino, una producción de 6 minutos que no vio la luz hasta 2003 y que llegó a recibir una nominación al Oscar.





www.mostradali.itVuelos Madrid-Milán
Vuelos Barcelona-Milán
Hoteles en Milán