Público
Público

Amy Winehouse se sienta en el banquillo acusada de agredir a una admiradora

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La controvertida cantante Amy Winehouse reapareció hoy públicamente tras divorciarse de Blake Fielder-Civil, esta vez para asistir al juicio en el que se le acusa de golpear a una admiradora tras una actuación en una gala benéfica.

Rodeada de una nube de fotógrafos y periodistas, la intérprete de "Rehab" compareció esta mañana en el Tribunal de Westminster, en el centro de Londres, después de haberse tomado unas largas vacaciones en la isla caribeña de Santa Lucía.

Durante el juicio, que se prevé dure dos días, Winehouse tendrá que defenderse de las acusaciones de Sherene Flash, que sostiene que la cantante le propinó un puñetazo en el ojo derecho cuando le pidió fotografiarse con ella al término de su actuación en un baile benéfico celebrado en septiembre de 2008 en la capital británica.

Flash asegura que su petición fue "muy educada" y que la cantante reaccionó "de manera violenta", probablemente "bajo los efectos del alcohol o las drogas".

La solista, más conocida en los últimos meses por sus vaivenes sentimentales y por sus problemas con las drogas que por su carrera profesional, ya se declaró inocente en la vista previa celebrada en marzo y mantiene que se sintió "intimidada" por Flash, que le agarró y le impidió despedirse de un amigo suyo que pasaba por allí.

"Me dijo que esa persona (el amigo de la artista) podía esperar y me pasó la mano por el cuello -sostiene Winehouse-, por lo que me sentí intimidada. Sin embargo, mi única reacción fue apartarme de ella".

Winehouse, ganadora de cinco premios Grammy, se divorció a mediados de mes de Blake Fielder-Civil, quien decidió poner punto final a casi dos años de matrimonio después de que la prensa sensacionalista británica publicara fotografías de la intérprete coqueteando con otro hombre durante su escapada caribeña.