Público
Público

Ana Iribar dice que el arrepentimiento de los terroristas debe traducirse en colaboración

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ana Iribar, viuda del edil donostiarra del PP asesinado por ETA Gregorio Ordóñez, ha asegurado hoy que "el arrepentimiento de un terrorista solo puede tener" como "traducción" la "colaboración con la justicia" para que se resuelvan todos los casos de la banda que aún quedan pendientes.

Tras participar en San Sebastián en un homenaje a Ordóñez al cumplirse el 17 aniversario de su asesinato, Iribar ha desvelado a los periodistas que ha aprovechado la presencia del director general de la Policía, Ignacio Cosidó, en el acto para pedirle que se haga "justicia" con las víctimas de ETA y que los terroristas encarcelados cumplan sus penas, porque de lo contrario "la ley no tendría ningún valor".

La viuda de Ordóñez ha insistido en su petición de justicia "para que el Estado de Derecho funcione" y "se resuelvan los más de 300 casos de víctimas de atentados de ETA que hay sin resolver en este país", algo que, según ha dicho, "tiene una traducción muy clara: que no se hable tanto de perdón y que se hable de colaboración".

Respecto a las últimas detenciones de miembros de la banda en Francia, Iribar ha dicho que demuestran "algo que ya se sabe: que ETA sigue existiendo y sigue siendo desgraciadamente una realidad".

"La noticia que seguimos esperando desde hace muchísimos años es su disolución, no queremos ni siquiera su reconversión política", ha proseguido Iribar, antes de recordar que a su marido "le asesinaron porque molestaba al plan político de ETA".

Por este motivo, ha mantenido que no resulta, "en absoluto, ético ni moral que quienes defienden el proyecto político de ETA tengan derecho a presentarse a unas elecciones", cuando a Gregorio la banda terrorista "le quitó esa posibilidad".

El acto de homenaje a Gregorio Ordóñez celebrado este mediodía en el cementerio de Polloe ha consistido en un responso y una ofrenda floral en la que, además de Iribar y Cosidó, han tomado parte destacados dirigentes del PP como su portavoz en el Congreso, Alfonso Alonso, y el presidente del Partido Popular de Gipuzkoa, Borja Sémper.

La presidenta del Parlamento Vasco, Arantza Quiroga, el delegado del Gobierno en Euskadi, Carlos Urquijo, y familiares del fallecido como su hermana, Consuelo Ordóñez, además de allegados como María San Gil y Regina Otaola han sido otros de los asistentes.

En un momento del homenaje, Consuelo Ordóñez ha tomado la palabra para lamentar que San Sebastián esté gobernada actualmente por Bildu, "quienes no han condenado todavía" el asesinato de su hermano "ni ningún otro".

Consuelo Ordóñez ha hecho además un juego de palabras con el título de Capital Europea de la Cultura que San Sebastián tendrá en el año 2016, al afirmar que "una ciudad que homenajea a los asesinos en serie pero no homenajea a las víctimas no puede optar más que a la capitalidad de la indignidad europea".

Al término del acto, el portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, ha recordado en declaraciones a los periodistas que, "17 años después del asesinato de Gregorio Ordóñez, en San Sebastián gobiernan quienes apoyaron su asesinato en su día", algo que, según ha señalado, "debe invitar a pensar qué es lo que él hubiera hecho y dicho".

"Gregorio nos diría que la lucha por la libertad no ha terminado y que tiene que continuar y por lo tanto debemos tomar nota de su ejemplo", porque "ETA sigue estando ahí, pretende tutelar una especie de proceso hacia la impunidad y porque nosotros tenemos que reivindicar permanentemente la memoria de las víctimas del terrorismo", ha concluido Alonso.