Público
Público

Ana María Matute anuncia que después Navidad empezará un nuevo libro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La escritora Ana María Matute ha anunciado hoy en un colegio de Murcia que lleva su nombre que después de Navidad comenzará a trabajar en un nuevo libro del que no ha adelantado nada, ya que se ha confesado supersticiosa y "eso da malfario".

Matute (Barcelona, 1926) ha hecho estas declaraciones tras visitar el centro, ubicado en la pedanía murciana de la Era Alta, y ha comentado que le gusta Murcia "porque la gente tiene un gran sentido de la hospitalidad, pero sin empalagar".

En este sentido, y tras contestar a preguntas de los niños, ha comentado que éstos "nunca son empalagosos hasta que los estropean", a lo que ha añadido que "cuando les pides un beso y te dicen que no, se puede ver en sus ojos que quieren hacerlo, pero les da vergüenza".

Ha asegurado así mismo haberse sentido "muy bien" siempre que ha visitado Murcia "porque la gente es sincera".

"Y encima, que le pongan a un colegio mi nombre, pues ya qué te voy a contar, para echar cohetes", ha comentado entre risas.

La escritora, a la que algunos alumnos del colegio han recibido con una actuación musical, se ha confesado "orgullosa e ilusionada" de dar nombre al centro, algo que cuando ella era pequeña "era impensable".

"Cuando yo era niña e iba al colegio de las monjas jamás hubiera pensado esto, pero qué diferencia de entonces a ahora".

Para Matute, a quien los alumnos han esperado ansiosos durante el recreo, es una satisfacción "muy grande" que éstos se vuelquen en ella.

"Espero no defraudarles y que no piensen que ser escritor es ser un extraterrestre o una persona rarísima, aunque llevamos camino de ello", ha bromeado.

Aunque no ha querido adelantar el argumento de su nuevo trabajo, la escritora ha explicado que ya tiene pensado el tema sobre el que va a escribir.

"Yo no soy de esos escritores que empiezan a escribir sin tener ni idea, que me parece muy respetable, pero no me creo que se metan en un libro sin tener nada".

Matute ha confesado no haber trabajado "nunca", porque para la novelista, escribir "más que un trabajo es un esfuerzo muy grande y muy agradable".

Ha comentado que cuando empieza a escribir un libro se sienta todos los días y le dedica un rato, salvo algunos que no se le ocurre nada y llena la papelera de folios rotos.

"Es horroroso, pero al día siguiente, sin saber cómo, hay algo milagroso, mágico, como en todo en la vida, que me ayuda a seguir escribiendo", ha concluido.

Respecto a su último trabajo titulado "Paraíso inhabitado", dijo que estaba muy contenta por el éxito de ventas que ha obtenido y por las críticas a esta novela sobre una niña, Adriana, que se crea un paraíso propio, poblado por amigos imaginarios y una familia de su elección surgida cuando sus propios padres dejaron de quererse.