Público
Público

Anabel Medina gana a Schiavone y mete a España en las semifinales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La española Anabel Medina, al derrotar a la italiana Francesca Schiavone, por 6-4 y 6-1, ha dado a España el tercer punto de la eliminatoria de cuartos de final, Grupo Mundial, de la Copa Federacióin, que enfrenta a ambos países en Nápoles, dando el pase a las semifinales.

Con este triunfo, España ya se impone a Italia por un insuperable 3-0.

El triunfo de Anabel, ante una Schiavone a la que se había impuesto ya en los dos únicos precedentes enfrentamientos entre ambas (Zaragona 2006, Charleston 2007) pero que la aventaja siete posiciones en la clasificación WTA, fue mucho más cómodo de lo esperado.

Y es que, tras su fracaso ayer ante la española Nuria Llagostera, se esperaba una Schiavone rabiosa en el deseo de hacerse perdonar ante su público, que hoy se dio cita incluso en número menor al del apenas medio aforo del Palavesuvio de ayer. Pero es que enfrente se encontró con una española igual de concentrada y metida en el partido que ayer lo hizo ante Flavia Pennetta, a la que había barrido.

La prueba es que, tras un "ace" inicial de Schiavone en el primer punto del encuentro, Anabel Medina se hizo ya con el saque de la italiana en el primer juego. Además, luego con su servicio se mostró firme y siguió, con golpes profundos, manteniendo a la transalpina lejos de las líneas.

Schiavone intentó variar su rumbo, castigando más el revés de Anabel y la dio un cierto resultado en el octavo juego, cuando restableció la igualada en el marcador (4-4). La italiana, levantada por su público, parecía capaz de complicar la vida a su rival.

Pero fue sólo un espejismo. Anabel, que volvió a encontrar la profundidad de sus golpes, restableció inmediatamente su dominio y se apuntó los dos siguientes juegos y, con ello, el primer set por 6-4, en cuarenta minutos de juego.

La segunda manga fue apabullante. La igualada sólo duró dos juegos (1-1), En el tercero, con dos bolas protestadas por Schiavone, que llamó de todo al juez de línea, la española rompió el saque de la italiana y ya voló.

Anabel se adjudicó todos lo siguientes juegos, para dar, con un 6-1, el tercer punto a España; y el pase a unas semifinales en la que muy pocos creían.