Público
Público

ANALISIS-Cáncer en países pobres demanda misma acción que sida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Kate Kelland

El cáncer está amenazando con abrumar alos países pobres y los gobiernos deberían organizar el tipo derespuesta global conjunta utilizado para combatir la epidemiade VIH/sida.

Al igual que sucede con el virus de transmisión sexual delsida, las naciones ricas se han valido de medicamentosefectivos, médicos altamente entrenados y políticas paradespertar conciencia, prevención y controles para volver alcáncer una condición frecuentemente manejable.

Pero en los países pobres, donde los fármacos contra elcáncer y el conocimiento de los especialistas sobre laenfermedad son escasos, la dolencia sigue resultando casisiempre letal.

"Las personas creen que el cáncer es una enfermedad de losancianos, los ricos, los del norte, los occidentales, pero parael 2020 el 70 por ciento de los nuevos casos de cáncer serán enel mundo en desarrollo", dijo David Kerr, especialista enoncología de la Oxford University, en Gran Bretaña.

En tanto, sólo alrededor del 5 por ciento de los recursosglobales para el cáncer se destinan a países en desarrollo,donde es extremadamente bajo el conocimiento sobre laprevención de la enfermedad y sobre cómo administrar lasmedicinas para curarla o mantenerla controlada

"Ghana tiene 25 millones de habitantes y cuatro oncólogos(...) En Sierra Leona no hay ninguno", dijo Kerr.

Más allá del foco en enfermedades infecciosas como el VIH yla malaria, en los países pobres el cáncer causa la muerte demás personas por año que el sida, la tuberculosis y la malariacombinados, y se estima que se volverá cada vez más letal.

GRAN ASESINO

Según la Agencia Internacional de Investigación sobre elCáncer (IARC), la enfermedad puede provocar la muerte de más de13,2 millones de personas por año para el 2030 -lo que equivalea casi el doble de los decesos que generó en el 2008- y laamplia mayoría sería en países de ingresos medios y bajos.

Los expertos estiman que el 75 por ciento de todas laspersonas que contraigan cáncer en las regiones pobres moriráncomo consecuencia de la dolencia, comparado con menos de lamitad de los pacientes oncológicos de las naciones ricas.

La semana pasada, en la revista médica The Lancet, variasentidades de lucha contra el cáncer señalaron que ahora es elmomento de actuar.

Una actitud similar tomó en agosto un equipo deespecialistas oncológicos que manifestaron que la disparidad enla atención del cáncer en los países pobres y ricos ya no esaceptable.

"Lo que tenemos ahora es una situación global (...) no comocuando apareció por primera vez el tratamiento para elVIH/sida", dijo a periodistas en una conferencia telefónicaJulio Frenk, de la Escuela de Salud Pública de Harvard.

"El cáncer afecta a las personas de los países ricos ypobres. El problema es que el acceso a la prevención y altratamiento está tan desigualmente distribuido que morir poruna serie de cánceres es algo que sólo sucede a las personaspobres de los países pobres", añadió Frenk.

ENFOQUE HOLISTICO

Al igual que con el VIH/sida, los expertos aseguran que lasolución a la amenaza del cáncer en el mundo en desarrollo esun esfuerzo en varios frentes respaldado por donantes derecursos a nivel internacional.

"Si se piensa en la lucha contra el sida, gran parte deella se debió a un aumento de la conciencia, la reprogramaciónsocial del uso de preservativos, etcétera", dijo Kerr. "Elcáncer requiere el mismo enfoque holístico", agregó.

"Gran parte de esto se trata de invertir en el aumento delnivel de conciencia y en tratar de detectar el cáncer lo antesposible. Después de todo, es mucho más fácil curar un cáncerdel tamaño de una uva que uno del tamaño de un pomelo", indicóel experto.

Los especialistas señalan que uno de los principalesobstáculos al enfrentar la carga de cáncer en el mundo endesarrollo es el temor a que los medicamentos necesarios seandemasiado costosos e imposibles de financiar para los estados.

No obstante, argumentan, hay muchos fármacos genéricos paraenfermedades como el cáncer de pecho y algunos tumoresinfantiles que podrían tener un impacto drástico sobre la tasade muertes de los países pobres, simplemente si existieransistemas para llevarlos a quienes los necesitan.