Público
Público

Los análisis detectan fármacos y cáusticos en los cadáveres exhumados del geriátrico de Olot

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los análisis forenses realizados a los 11 cadáveres exhumados de las supuestas víctimas del celador del geriátrico de Olot, Joan V., han encontrado una gran concentración de medicamentos y, en los tres últimos, presencia de productos cáusticos, lo que confirmaría la versión del presunto homicida.

El celador del geriátrico 'La Caritat' confesó haber acabado con la vida de varios ancianos suministrándoles un cóctel de medicamentos, y a las 3 últimos, con productos como lejía y salfumán.

Los resultados de las pruebas del Instituto de Medicina Legal de Cataluña que han sido entregados al juzgado de Olot que investiga el caso confirman que las tres últimas mujeres murieron tras suministrarles productos cáusticos y que al menos 5 de los 8 ancianos restantes habrían muerto por un cóctel de medicamentos.

Los análisis de diversos órganos de las víctimas han puesto de manifiesto que en la mayoría había restos de antidepresivos y barbitúricos. En cinco cadáveres había restos de estos medicamentos y en dos de ellos quedaba clara la mezcla, ya que en uno de los cuerpos se encontraron medicamentos de cinco tipos, y en otro, de hasta siete, entre ellos "zolpiden" y "alprazolam".

Una vez conocidos estos resultados, las acusaciones particulares consideran que son casi definitivos para demostrar los crímenes, cosa que consideran positiva porque querían más pruebas además de la confesión del acusado, ya que tanto las acusaciones como los responsables de "La Caritat", no le habían dado demasiada credibilidad.

Por su parte, el abogado que representa a Joan V., Carles Monguilod, también ha considerado positivos estos resultados porque dejan clara la voluntad de su cliente de colaborar para esclarecer los asesinatos.

Monguilod ha entregado un escrito en el Juzgado de Instrucción número 1 de Olot, que lleva el caso, en el que pide que los forenses expliquen en base a estos resultados de las analíticas si se puede decir que se trata de una sobredosis de medicamentos y dar credibilidad así a la confesión del celador.

Joan V. fue detenido el pasado octubre, cuando confesó haber asesinado a tres ancianos del geriátrico de Olot en el que prestaba sus servicios en calidad de celador.

Posteriormente, y ante la posibilidad de que se investigasen otros fallecimientos que se produjeron anteriormente durante el turno de fin de semana en el que Joan V. trabajaba en "La Caritat", éste admitió ante el juez otros ocho homicidios, por lo que el juez ordenó la exhumación de los once cadáveres ante la sospecha de que también podrían haber sido asesinadas por el celador.