Público
Público

ANALISIS-Guardia baja ante sarampión genera alza letal en Africa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Kate Kelland

Los peores brotes de sarampión en añosestán infectando a miles de personas y causando la muerte deotros cientos en Africa, y brindan una terrible evidencia de loque sucede cuando las autoridades de salud bajan la guardiaante esta enfermedad altamente contagiosa.

Los expertos en salud señalan que el elevado éxito de lascampañas de vacunación en la última década y la reducción enlas tasas de muerte generó niveles peligrosos deautocomplacencia en algunos países, lo que provocó desvíos enlas políticas y fondos para combatir el sarampión.

Incluso las madres, que hasta hace poco en algunos de lospaíses más afectados ni siquiera nombraban a sus hijos hastaque sobrevivían al sarampión, han caído en la falsa ilusión deseguridad al creer que la enfermedad había sido combatida y yano era necesaria la vacunación.

Alrededor de 164.000 personas murieron por sarampión en el2008, lo que es un 78 por ciento menos que en el 2000, según laIniciativa Global contra el Sarampión, que agrupa a entidadescomo el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y laOrganización Mundial de la Salud (OMS).

Pero UNICEF teme que el efecto combinado de la reduccióndel compromiso político y financiero con el sarampión puedarevertir este éxito, provocando alrededor de 1,7 millones demuertes ligadas a la enfermedad entre el 2010 y el 2013, entodo el mundo.

"El sarampión es muy infeccioso, y con un poco de espaciose expandirá realmente rápido", dijo a Reuters Andrea Gay,director de salud infantil del Fondo de Naciones Unidas.

Africa ya está experimentando algunos brotes de los másgrandes y letales en años y más de 1.400 personas, en sumayoría niños, murieron en lo que va del 2010.

La tasa de muerte de Africa aún es relativamente pequeñacomparada con la de India, que registró alrededor del 75 porciento de las muertes infantiles por sarampión en el 2008, peroel riesgo es que la desatención y la inacción permitan que estevirus prevenible se expanda rápidamente.

Según la OMS, más de 28 países en Africa han tenido brotesde sarampión este año. Algunos de los más afectados han sidoLesoto, Malaui, Namibia, Sudáfrica, Zambia y Zimbabue.

Los funcionarios de salud de Malaui indicaron que laenfermedad viral causó la muerte de 197 personas e infectó a77.000 desde enero, los mayores números registrados allí en laúltima década.

GUARDIA BAJA

Edward Hoekstra, especialista del Programa Global contra elSarampión de UNICEF con sede en Nueva York, dijo que el mayortemor de los expertos -que el éxito contra la enfermedad puedarevertirse al bajar la guardia- ya está comenzando a hacerserealidad.

La reducción de la vigilancia sobre el sarampión no selimita a Africa, ya que han reaparecido brotes de la dolenciaen Estados Unidos, Gran Bretaña y otras naciones ricas, dondeen los últimos años las sospechas por posibles efectos dañinosde las vacunas combinadas causaron caídas en la tasa decobertura.

En los países más pobres de Africa, donde las víctimasestarían desnutridas y tendrían sistemas inmunes debilitados,el sarampión puede volverse letal rápidamente.

Según Naciones Unidas, en el 2009 más de 2,4 millones deniños del este y sur del continente africano, es decir un 20por ciento de los menores de 1 año, no fueron alcanzados por lainmunización de rutina.

Vacunar a un niño contra el sarampión cuesta menos de 1dólar y se requieren dos dosis para una protección completa.

Para llevar las tasas de cobertura por encima del 90 porciento necesario para combatir efectivamente la enfermedad, laOMS aconseja que los países en alto riesgo realicen campañasnacionales de vacunación cada tres años, para cubrir a quienesno recibieron la inmunización cuando eran bebés.

Los expertos señalan que la falta de atención a estaenfermedad también afecta a los donantes internacionales,particularmente ante el deterioro de los fondos de asistenciaen general debido a la crisis económica global.

La Iniciativa contra el Sarampión está enfrentando undéficit de 59 millones de dólares en el 2010.