Público
Público

ANALISIS-Laboratorios EEUU vuelven a negocio vacunas por gripe

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Julie Steenhuysen

La escasez de nuevos productos, lasnuevas tecnologías y el compromiso de los gobiernos paraproteger a la población de una pandemia han atraído nuevamentea los fabricantes de medicamentos de Estados Unidos hacia elnegocio de las vacunas contra la gripe.

Tres de las grandes empresas farmacéuticas estadounidensesanunciaron acuerdos de vacunas esta semana.

Johnson & Jonson, la empresas de salud más grande del mundopor valor de mercado, invirtió 444 millones de dólares paracomprar una participación en la empresa de biotecnologíaholandesa Crucell, como parte de una nueva incursión en eldesarrollo de vacunas y medicamentos contra la gripe.

Abbott Laboratories Inc invirtió 6.600 millones de dólarespara comprar la unidad de medicamentos de la belga Solvay,incluido la instalación de producción de vacunas para la gripecon base en células de Holanda, que puede producir vacunas paragripes estacionales y pandémicas.

Y Merck & Co, que ya es un referente en la producción devacunas, retornó al mercado de gripe de Estados Unidos con unacuerdo para distribuir vacunas para la gripe estacionalfabricadas por la australiana CSL Ltd.

Aunque los analistas dicen que los acuerdos son másestratégicos que un cambio en las reglas de juego, los expertosen enfermedades infecciosas respiran aliviados.

"Estoy muy complacido. Por un momento, muchasmanufactureras de vacunas simplemente desaparecieron", dijo eldoctor Hildegund Ertl, que dirige los centros de vacunas delInstituto Wistar en Filadelfia.

"Había esta actitud hace 20 años: 'No se preocupen por losmicrobios. Los hemos vencido. Enfoquémonos en el cáncer'. Luegoapareció el HIV. Luego surgió el SARS. Luego llegó la H5N1(gripe aviar)", dijo.

Ertl dijo que al inicio de la gripe aviar en Hong Kong en1998, Estados Unidos y otros gobiernos comenzaron a ofrecersubsidios a las empresas para desarrollar nuevas maneras defabricar vacunas contra la gripe.

La medida continuó con la actual pandemia de gripe porcinaH1N1 que comenzó en junio.

El Gobierno estadounidense comprometió 1.800 millones dedólares para empresas que fabriquen una vacuna para la gripeporcina.

"Creo que esto finalmente está cayendo en la mente de lospolíticos como que tal vez los virus y gérmenes vienen pornosotros y nuestra infraestructura se ha ido al infierno", dijoErtl en una entrevista telefónica.

"Tenemos muy pocos fabricantes de vacunas en este país",dijo, y destacó que empresas como Wyeth, que está siendoadquirida por Pfizer, se retiró del mercado de vacunasestadounidense en el 2002 debido a los altos costos deproducción y los precios de las materias primas.

Cinco empresas fabrican la vacuna para la gripe porcinapara el mercado estadounidense, y todas de propiedadextranjera: la unidad MedImmune de AstraZeneca, CSL,GlaxoSmithKline Plc, Novartis AG y Sanofi-Aventis SA.

"El Gobierno ahora se está poniendo a trabajar paradevolver el interés, para tener más fabricantes produciendovacunas", dijo Ertl.