Público
Público

Análisis de sangre y ultrasonidos detectan el cáncer de ovario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Análisis sanguíneos y escáneres con ultrasonidos pueden detectar el mortífero cáncer de ovario en las etapas más tempranas y tratables, según un grupo de médicos británicos que aseguran que podría ser finalmente posible monitorizar la enfermedad.

Su estudio con 200.000 mujeres, en el que emplearon ambas técnicas, detectó el 90 por ciento de los casos de cáncer de ovario, mientras que usando únicamente el ultrasonido cada año hallaron el 75 por ciento. Cerca de la mitad de los casos estaban en la primeras fases, los estadíos I y II, cuando el cáncer no se ha extendido mucho y en ocasiones puede curarse.

Al no existir actualmente ningún análisis adecuado para el cáncer de ovario, unos análisis preventivos podrían salvar muchas vidas, según informaron en la revista Lancet Oncology Ian Jacobs y Usha Menon, del University College London.

"Los descubrimientos iniciales de este estudio a largo plazo son esperanzadores, especialmente porque casi la mitad de los cánceres detectados estaban en un estadío temprano (estadío 1), donde las tasas de supervivencia pueden alcanzar el 90 por ciento", dijo en un comunicado Peter Reynolds, de la Ovarian Cancer Action británica.

El cáncer de ovario es uno de los más mortíferos, en parte debido a que los síntomas son tan leves que frecuentemente no se descubre la enfermedad hasta que es muy tarde.

Fue diagnosticado a más de 21.000 mujeres en Estados Unidos en 2008 y mató a más de 15.000; en Reino Unido afecta a unas 7.000 personas al año y mata a más de 4.000.

Jacobs y Menon explicaron que el análisis sanguíneo CA125 y el test ultrasónico transvaginal han sido perfeccionados los últimos años y en la actualidad ofrecen información más útil a los médicos.

Analizaron los resultados provisionales de un trabajo que comenzó en 2001, involucrando a más de 200.000 mujeres que habían superado la menopausia y que se habían sometido a una prueba por ultrasonidos y al análisis de sangre CA125 anualmente, sólo al ultrasonido o a ninguna.

El CA125 busca un componente producido por los tumores en los ovarios, pero otras condiciones como la endometriosis, quistes de ovario benignos, embarazos, e inflamación pélvica también producen niveles más altos de CA125.

Utilizando ambos análisis a la vez se descubrieron 34 de los 38 casos de cáncer de ovario que finalmente se desarrollaron, mientras que el uso aislado de los ultrasonidos detectó 24 de 32, informaron Jacobs y Menon.

No está claro si estos análisis han reducido la tasa de mortalidad por cáncer de ovario entre las mujeres que se sometieron al estudio, dijeron los investigadores, explicando que se necesita más tiempo para demostrar eso.

"De forma preliminar, estos esperanzadores datos demuestran que podríamos ser capaces de usar tecnologías actuales asequibles para detectar el cáncer de ovario en un estadío curable", dijo en un comunicado el doctor Beth Karlan de la Sociedad Americana de Oncología Clínica.

"Próximos seguimientos deberían ayudarnos a determinar si estas aproximaciones pueden ser eficientes y realmente reducir la mortalidad por el cáncer de ovario".