Público
Público

ANÁLISIS -El Valencia necesita tomar medidas en sus finanzas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Iain Rogers

El Valencia admitió esta semana de que podría tener que vender jugadores para aliviar sus problemas financieros, poniendo de relieve la necesidad de medidas urgentes de las autoridades para abordar los graves problemas económicos que afectan al fútbol español.

Según varios analistas, el modelo de negocio del Valencia y de la mayoría de los demás clubes del país tiene claros fallos y necesita un cambio radical que implique controles financieros antes de que el fútbol español entre en bancarrota.

Al igual que muchos equipos de las dos máximas divisiones y que carecen del enorme poder de recaudación del Real Madrid y el Barcelona, el Valencia ha estado viviendo por encima de sus posibilidades y ha acumulado una duda de más de 400 millones de euros.

En total, los 20 equipos de la Primera División tienen una deuda combinada de casi 3.000 millones de euros, según el profesor de contabilidad de la Universidad de Barcelona y experto en finanzas futbolísticas José María Gay.

El Real Madrid y el Barça, que son el primero y el tercero más ricos del mundo del fútbol y tienen contratos de televisión y patrocinio por valor de cientos de millones de euros, pueden lidiar con un alto nivel de deuda.

Sin embargo, algunos de sus rivales más pequeños oscilan al borde de la bancarrota mientras el país entra en su peor recesión en al menos medio siglo.

"Los dineros de las televisiones fluían con alegría al fútbol español, y (...) los clubes se han dado al gasto, a la exuberancia del gasto", dijo Gay a Reuters.

"Mientras que la economía de España vivía su éxtasis y la plenitud de su felicidad, España y su fútbol eran una maravilla: La Liga de las Estrellas. Pero ahora estamos en cómo se estrella la Liga", afirmó.

TRISTE ESPECTÁCULO

Gay indicó que es esencial que la Liga de Fútbol Profesional, la Federación (RFEF) y el Gobierno actúan para imponer controles financieros a los clubes que aseguren su viabilidad.

Sin embargo, señaló que ninguno de los tres parecía interesado.

"Me da la impresión de que miran hacia otro lado para evitar ver el triste espectáculo económico y financiero de la Liga de las Estrellas".

Por su parte, Ángel Barajas, experto en finanzas futbolísticas de la Universidad de Vigo, se mostró de acuerdo con la petición de Gay de aplicar controles financieros y señaló que tendrían que combinarse con multas que castigaran a los transgresores y que debían acordarse a nivel europeo.

"Muchos clubes juegan en Europa, y habrá una distorsión de la competición si los clubes de algunos países tienen límites de salarios y medidas similares y otros no", dijo a Reuters.

Al menos seis equipos, incluyendo al Celta de Vigo, la Real Sociedad y el Levante, los tres de Segunda División, ya están en concurso de acreedores, y muchos otros podrían seguir sus pasos, enfrentados a unas cuotas de fichajes y cifras de salarios en aumento y unos ingresos menguantes.