Público
Público

Analizan en Tailandia los documentos incautados a los detenidos en Barcelona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Especialistas de la Policía Nacional se han desplazado a Tailandia para analizar junto a sus colegas tailandeses la documentación incautada a la célula desarticulada esta semana en una operación conjunta desarrollada simultáneamente en Barcelona y el país asiático contra el terrorismo islámico.

El grupo desmantelado robaba documentos y pasaportes en España y los remitía a Tailandia, donde eran falsificados y entregados a la red de Al Qaeda y a otros grupos terroristas, ha informado el Ministerio del Interior en un comunicado.

En la operación, coordinada por el Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, además de las siete detenciones y registros llevados a cabo en España, los servicios policiales de Tailandia detuvieron a tres individuos, entre ellos el cabecilla de la célula.

En el momento de la detención les fueron ocupados varios pasaportes de nacionalidad canadiense e italiana falsos.

En los registros efectuados en sus domicilios, se ha encontrado el aparato de falsificación de la organización, el cual contaba con los últimos adelantos informáticos y tecnológicos para poder efectuar falsificaciones de pasaportes de todo el mundo con una óptima calidad que dificulta su detección.

La investigación confirma la relación del grupo desarticulado con Los Tigres para la Liberación de la Tierra Tamil, organización terrorista creada en Sri Lanka, incluida en las Listas de Organizaciones Terroristas de Naciones Unidas y la Unión Europea.

Junto a esta vinculación, las investigaciones han podido establecer también la vinculación de la célula desarticulada con organizaciones terroristas vinculas a Al Qaeda, principalmente "Laskar e Taiba" (LeT).

El 'modus operandi' del grupo desarticulado se basaba, fundamentalmente en el robo de documentos de viaje (principalmente pasaportes), que cumplen con los requisitos (edad, nacionalidad, etc) marcados por el "Frente Islámico Mundial" para las organizaciones terroristas vinculadas a Al Qaeda y su posterior remisión a Tailandia.

En este país se falsificaban para ser entregados posteriormente a grupos terroristas y de delincuencia organizada, lo que permitía a los componentes de estos grupos cruzar las fronteras europeas y de otros países occidentales con total impunidad.

La operación continúa abierta en el marco de la colaboración entre el Departamento de Investigaciones Especiales tailandés y la Comisaría General de Información de la Policía Nacional.