Público
Público

La anciana coruñesa en riesgo de desahucio rechaza una oferta de alquiler social de la Xunta

El abogado de Aurelia Rey ha afirmado que no se ejecutará el desalojo si acepta la propuesta de la Xunta. El Valedor do Pobo le facilitará otro piso en alquiler social si es desalojada.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La protesta contra el tercer intento de desahucio a Aurelia Rey, la anciana coruñesa de 85 años que iba a perder su casa por no pagar un mes de alquiler , ha conseguido aplazar el desalojo hasta la próxima semana.

Según su abogado, Antonio Vázquez, el desahucio podría no producirse si Aurelia aceptase la propuesta de la Xunta que, a última hora de esta mañana le ha ofrecido un representante del Instituto Galego da Vivenda e Solo, por la que podría trasladarse a una vivienda en régimen de alquiler social en otra zona de la ciudad.

Sin embargo, ella rechazó esta oferta considerando que tenía derecho a seguir viviendo en la que ha sido su casa durante toda una vida, más de tres décadas. Según adelanta el diario La Voz de Galicia, el abogado de la octogenaria, Antonio Vázquez, habría alegado arraigo familiar por este motivo.

Previamente, el Valedor do Pobo trasladó esta mañana a la Plataforma Stop Desahucios, que había logrado congregar a más de 200 personas para evitar el desahucio, que Aurelia tendrá una vivienda social facilitada por los Servicios Sociales del Consistorio coruñés en caso de que se haga efectivo el desalojo del piso en el que reside desde hace años.

Joaquín Díaz, portavoz de la Plataforma Stop Desahucios ha comunicado esto a las doscientas personas que participan en la protesta delante de su vivienda, el número 9 de la céntrica calle Padre Feijóo, en A Coruña, para evitar que se haga efectivo el desalojo, que ya estaba previsto para este lunes. Sin embargo, finalmente, no se pudo llevar a cabo por la presión social y tras dos intentos fallidos.

Según el diario gallego, en estos momentos se está celebrando una asamblea en la calle para tratar la línea a seguir durante estos días, ante el miedo a otra autuación policial.

De hecho, la presión popular ha logrado que el caso de Aurelia se cuele en las preguntas de los periodistas al presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, que en un acto público ha manifestado que la Administración autonómica y el Ayuntamiento de A Coruña están trabajando en la búsqueda de una 'solución' para que 'a Aurelia no le falte un hogar donde vivir' y que es consciente del 'dramatismo de la situación' por su 'avanzada edad' .

'No nos fiamos', 'Esta es su casa' o 'Aurelia no se va, Aurelia se queda' han sido los lemas coreados por los participantes en la protesta que desde primera hora del día se ha ido congregando en los alrrededores del domicilio, convocados por la Plataforma de Stop Desahucios. Lo mismo han respondido tras trasladarles la Subdelegación del Gobierno en A Coruña que no estaba previsto un despliegue policial.

Después de comunicarles también a los asistentes que fuentes judiciales habían confirmado que los martes no hay lanzamientos en la calle donde vive Aurelia, los asistentes a la concentración han decidido continuar con ella alegando que 'no se fían'.

Por este mismo motivo, esta noche han hecho turnos para evitar el desahucio de Aurelia, a la que acompañaron en su vivienda dos personas y otras ocho en el portal.

A primera hora de la mañana, eran ya más de un centenar las personas concentradas ante su portal. Así, sobre las 6.00 horas, algunos de los participantes en la concentración alertaron de la presencia de furgones policiales por lo que, a través de las redes sociales, se convocó a los ciudadanos a sumarse a la movilización.

Entre ellos, se encuentran los portavoces del BNG y EU en el Ayuntamiento de A Coruña, Xosé Manuel Carril y César Santiso, respectivamente, así como las ediles socialistas Yoya Neira o Silvia Longueira.

Aurelia Rey asegura haber pagado todos los recibos salvo en dos casos, uno en 1999 y otro en 2011, según la Plataforma Stop Desahucios, que abonó con unos meses de retraso.

La anciana, que este lunes expresó su agradecimiento por el apoyo que está recibiendo, ha vuelto a hacerlo este martes y a dicho que todos los congregados para impedir por tercera vez su desahucio son como su familia. También atribuye la actitud de los propietarios a intentos desde 1999 para echarla de la vivienda que ocupa desde hace años, situada en el centro de la ciudad y por la que paga 126 euros con una pensión de 356 euros.

Por su parte, el portavoz del colectivo Stop Desahucios, Joaquín Díaz, ha cargado contra el ayuntamiento, al que ha achacado 'dejación de funciones', así como contra los propietarios del inmueble a los que ha acusado de 'especulación'.