Público
Público

Andalucía se vuelca con la alimentación ecológica

Inaugurada la feria agroalimentaria Andalucía Sabor 2011 que realza el valor de la cocina andaluza más natural

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Rodeados de jamón de pata negra, aceites de oliva virgen extra, quesos curados y demás exquisiteces de la dieta mediterránea se concentraron ayer cerca de mil empresas dentro del Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla (Fibes) para participar en la feria agroalimentaria Andalucía Sabor 2011, que se clausurará el jueves. Tras dar un rodeo por sus cerca de cien expositores, el visitante se hace una idea de lo activa que se mantiene la producción agroalimentaria ecológica de la comunidad y del valor añadido que estos productos otorgan a la cocina.

Estos alimentos que evitan los productos químicos, procedentes de una materia prima que no ha sido adulterada y que mantienen su sabor óptimo, nacieron para ser exportados, por lo que dentro de las fronteras andaluzas queda mucho camino por recorrer. Una de las finalidades de Andalucía Sabor 2011 es allanar ese terreno.

Eduardo Merello, consejero delegado de Sohiscert, organismo de control y certificación agroalimentaria, explicó a Público que aunque 'aún tengan poco valor para el consumidor andaluz, los alimentos ecológicos van entrando poco a poco en una sociedad acostumbrada a los productos convencionales de las grandes cadenas de productos alimenticios'. Estos alimentos 'convencionales', según puntualizó Merello 'están muy controlados y no son malos en absoluto, pero el ecológico tiene el plus añadido de ser 100% natural'.

Los expertos aclaran que no se trata de productos que busquen la masificaciónEl principal problema para las empresas que comercializan con los productos agroalimentarios ecológicos, según el portavoz de Marca Parque Natural de Andalucía, Fernando Alonso, es que 'se trata de pequeñas empresas que trabajan de manera muy artesanal, se pierden en el negocio de la industrialización'. En un mundo en el que las grandes cadenas buscan la masificación de un producto y una veloz producción, estas empresas 'buscan la diferencia de ser un producto delicatessen, se hacen menos cantidad de producto ya que no es algo industrial, se busca la calidad', concluyó Alonso.

Ventaja a la comida basura
Entre los atractivos de esta feria destaca el Congreso de Alta Cocina, en la que varios chefs de gran relevancia en la cocina internacional ensalzarán el valor cultural y sostenible de estos hábitos de alimentación saludable. Cocineros como Juan Mari Arzak, Carme Ruscalleda o Paco Roncero ofrecerán sus consejos y sus mejores recetas hechas con productos típicos y naturales de la comunidad andaluza.
'La gente cada vez cocina menos'Entre ellos destaca también Sergio Fernández, que ensalzó el valor de esta cocina en una época en la que el tiempo escasea. 'La gente es cada vez más moderna y cada vez cocina menos, por lo que se usan menos los alimentos que se elaboraban antaño', apuntó Fernández. A pesar de este ritmo frenético, tanto Fernández como el resto de expertos que han acudido a Andalucía Sabor 2011 reconocen que la llamada comida basura, conocida sus por altos niveles de grasas, sal, condimentos o azúcares, está a años luz de igualar el consumo de productos naturales en Andalucía.
'Hay comida basura buena también, eso es innegable, pero no es equiparable a lo ecológico. La comida necesita la liturgia de sentarse, cocinar y compartir, la comida rápida jamás superará a la dieta mediterránea, no se lo merece', concluyó Fernández.