Público
Público

Andrés Rábago dice que la "OPS era el Mayo del 68 en versión ibérica"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Andrés Rábago no siempre fue El Roto, sino que hubo una época, entre finales de los 60 y mediados de los 80, en que el ilustrador firmó sus obras bajo el pseudónimo de OPS. Esos trabajos se recopilan ahora en "La edad del silencio", una antología de imágenes que actúan "como espejo gráfico de la dictadura".

"OPS representaba el espíritu de Mayo del 68, pero en versión ibérica y un poco esperpéntica. Los aires de apertura se confrontaron con el mundo cerrado de la dictadura, y el choque entre esas dos aguas produjo la corriente que luego derivó en el trabajo de OPS", explicó Rábago en la presentación del libro.

Las ilustraciones de aquel primer alter ego se publicaron en revistas como "Triunfo" o "Cuadernos para el diálogo", pero fue en "Hermano Lobo" donde OPS encontró el marco idóneo para manifestar sus complejos pensamientos.

"Era su medio natural, una publicación en la que se podía hacer experimentación visual y donde tenía cabida la expresividad plástica. 'Cuadernos para el diálogo' tenía una orientación más política y era un terreno incomodo para OPS; no es una época de la que me sienta satisfecho", aseguró Rábago.

El artista habló de OPS en tercera persona, como si se tratara de un elemento extraño o ajeno: "Tenía una voluntad plástica innegable, como su empeño de no incluir palabras en las imágenes, que fue lo que provocó su muerte".

"El estilo encriptado de OPS resultaba anacrónico en los años ochenta. Ese lenguaje habría tenido cabida en una línea de dibujo más artístico, pero no en la prensa más combativa e inmediata, que siempre me han interesado mucho. Por eso nació El Roto, que incluso llegó a convivir con OPS", recordó el padre de las criaturas.

Ambos pseudónimos se diferencian en el prisma desde el que se abordan sus ilustraciones: "OPS era psicológico, mientras que El Roto era más social. El primero era el dibujo de lo interno, y el segundo respondía a lo externo. Son dos mundos distintos que se superponen", señaló.

"Podríamos decir que OPS se movía en el territorio de lo emocional, del preconsciente que actúa sobre lo consciente. Me interesó mucho esa indagación para sacar afuera los fantasmas personales y colectivos, las miserias, las costras que había que arrancar para limpiar aquellas aguas tan turbias", añadió.

El dibujante distingue dos etapas en la obra de su primer heterónimo: "La fase inicial se encuentra muy marcada por el surrealismo de Margritte y De Chirico, pero no en su vertiente literaria, sino en cuanto a las ideas y la cuestión plástica; la época final está más influenciada por Munch".

"La edad del silencio" (Mondadori) reúne 275 imágenes "de técnica áspera, no depurada, en la que OPS muestra su ingenuidad y falta de rodaje. Sin embargo, todas las ilustraciones tienen la frescura de un dibujante que apenas ha cumplido 25 o 30", puntualizó Rábago.

Tras 40 años de profesión, el autor sigue teniendo nuevos proyectos en cartera: "Esto se podría comparar con una casa: el primer piso sería OPS, el segundo corresponde a El Roto, y espero que el último sea el de la pintura, que es donde me muevo más a gusto. La eclosión de Rábago no ha llegado todavía", confesó.

El artista dejó a un lado el futuro para referirse a sus trabajos actuales, en los que trata de reflejar "la conciencia colectiva". "Sé que mis ilustraciones no son de carcajada, pero procuro que tengan cierta inventiva para ayudar a digerir esta realidad que, en ocasiones, nos resulta tan indigesta", sentenció.