Público
Público

Andreu Buenafuente se pasa al cine por una noche

El presentador de televisión conducirá la gala de los Goya 2010 el 14 de febrero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Álex de la Iglesia, presidente de la Academia de Cine, le fastidió el verano a Andreu Buenafuente con una invitación que al showman catalán le pilló por sorpresa: conducir la gala de los Goya.

'Álex es un tipo convincente con capacidad de persuadir y me arruinó las vacaciones, pero positivamente', explicó ayer entre risas Buenafuente que, a pesar del atraco sufrido, no se mostró dubitativo. 'En este oficio no hay que dudar y esta oportunidad es más trabajo, pero todo es emocionante y quiero disfrutarlo', confesó un Buenafuente ilusionado con el proyecto, ya que tras tantos años de trabajo siempre es bueno 'buscar impulsos nuevos'.

La cita de este matrimonio momentáneo entre el cine y la pequeña pantalla tendrá lugar el próximo 14 de febrero en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid y tendrá un aire de show televisivo. 'Es lo que me ha encargado el presidente de la Academia, tenemos que conjugar un buen espectáculo para los que están en la sala, pero sin olvidar que se emite en la tele', explicó.

Durante el acto celebrado ayer en Madrid para dar a conocer el nombre del presentador de la ceremonia de 2010, De la Iglesia apostó por una gala con sabor al clásico Hollywood, en la que Buenafuente sea la versión española del showman televisivo estadounidense Johnny Carson.

'Esa comparación me supera enormemente porque Carson es el referente, pero lo que sí me parece muy útil es que conduzca la gala una persona de fuera del cine pero conectada a él a través de la tele', señaló.

Buenafuente se enfrenta sin miedo al reto de presentar una ceremonia emitida en la nueva TVE sin publicidad, que se hará en falso directo y que, además, se enmarca en el contexto de la crisis. 'En televisión estamos trabajando con presupuestos ajustados, así que no es ninguna novedad y no pasa nada', precisó el presentador, que, junto a su equipo de El Terrat, tratará de superar esa limitación a base de ingenio y humor.

Además de jugar con estos elementos, Buenafuente quiere coquetear con la sorpresa, por lo que se resistió a revelar más detalles de la ceremonia. 'Es necesario crear expectación porque eso también es la gala. Esto es un juego, jugamos a festejar el cine español, y cuantos más juguemos, mejor', concluyó.