Público
Público

Andy y Lucas, más maduros, a ritmo de rumba y "Con los pies en la tierra"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Andy y Lucas publican el 30 de septiembre su cuarto disco y lo hacen "Con los pies en la tierra", título elegido para recoger doce canciones en las que los gaditanos vuelven a cantar al amor desde una perspectiva "más madura" y lo hacen a ritmo de rumba y guitarra española.

"Con el tercer disco quisieron darnos un toque más popero para asaltar América y con éste hemos querido mantener la calidad de sonido, pero recuperando el rollo del primer trabajo", ha explicado hoy Andy a Efe.

"Con los pies en la tierra" recupera, por tanto, la rumba, las palmas y la guitarra flamenca que contribuyó al "pelotazo" de su primer disco, del que todavía resuena su "Son de amores".

Esa canción fue el inicio de una carrera musical en la que el dúo gaditano ha vendido un millón de ejemplares de sus discos a golpe de "canciones melódicas y estribillos pegadizos" -señala Lucas- con el amor y el desamor en sus múltiples fases como tema único.

Los cantantes, conscientes de esta redundancia en cuanto a amor se refiere, destacan que "el 90 por ciento de las canciones de cualquier grupo hablan de amor pero a su manera", aunque reconocen que, en su caso, dicen las cosas "de forma más empalagosita", añade Lucas.

No obstante, tanto Andy como Lucas advierten que "Con los pies en la tierra" es un disco "más serio", pues en estos años han "madurado como personas y como profesionales".

Muchas quinceañeras de las que se colaban en sus habitaciones y recorrían España tras su estela han crecido con ellos y de ahí que Andy y Lucas hayan dejado atrás el pop adolescente para hacer canciones que puedan escuchar desde "mujeres de 35 años a niñas de quince".

"Tu que quieres que yo le haga" es la canción elegida como presentación del nuevo álbum, un tema con el toque de "glamour y seriedad" que aporta la Orquesta de Bratislava -que ya colaboró en su anterior trabajo- y que lleva la firma de Lucas.

De él son siete de los temas del álbum, mientras que el resto están compuestas por Andy y David Cuevas, en un ejemplo de cómo "la fuerza hace la unidad", tal y como reza el tema "Solamente pido".

Andy y Lucas, que se declaran "autodidactas", comenzaron en la música con quince años y ahora, una década después, citan el conocimiento mutuo y la diversión como pilares fundamentales de su carrera meteórica y del "buen rollo" que dejan tras de sí allí por donde van.

"Si hubiera una estadística de los grupos que mejor se lo pasan en su trabajo nosotros estaríamos los primeros", resalta Lucas, quien también destaca que, a pesar de las cifras de ventas y los premios, siguen siendo "uno de los grupos más asequibles", razón del título del álbum.

Quieren "hacer de cada momento una fiesta", pero también dejan salir a la luz su parte más seria al recordar a su gente -"viven de nuestro trabajo", dice Andy- y destacar su miedo pues "la música es un negocio y nosotros un producto".

El próximo mes de noviembre Cádiz, Barcelona y Madrid disfrutarán de las primeras presentaciones en acústico de los nuevos temas, aunque habrá que esperar al verano y a ver si "el disco va bien" para que los cantantes se lancen a la carretera en una extensa gira por toda la península.

En cuanto a su asalto a América, donde su anterior disco no logró lo de "a la tercera la vencida", Andy y Lucas prometen volver a intentarlo y recuerdan, en un alegato "no de celos sino de justicia" sus "poco reconocidas" nominaciones a dos Grammy Latinos.