Público
Público

Ángel Torres afirma que "si no me aseguran un estadio nuevo me iré a final de curso"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Desbordado por el cúmulo de asuntos que se apilan a su alrededor, el presidente del Getafe, Ángel Torres, hace frente a las dos semanas más importantes de su historia. No hay espacio para distracciones. El requerimiento del teléfono móvil es constante.

Da la sensación de que al responsable de la entidad madrileña le faltan manos y, sobre todo, tiempo, para dar alcance a cada uno de los requisitos que demanda la actual situación del equipo. De privilegio. En tres competiciones aún, no pierde de vista la final de la Copa del Rey, aunque antes se interponga la visita al Coliseum Alfonso Pérez del Bayern Múnich, estación previa a la semifinal de la Copa de la UEFA.

Es en citas como ésta, cuando asoma un gigante continental y el recinto madrileño se queda pequeño y superado por las exigencias mínimas de infraestructura, cuando Torres alza la voz en la demanda por un nuevo estadio. Nuevas instalaciones que acompañen al salto de calidad que pretende dar Torres a la entidad, después de siete años en la butaca presidencial del Getafe. Es el reclamo insistente que Ángel Torres expresa en su entrevista con la Agencia EFE.

P: Ni siquiera, presidente, momentos dulces como los que vive el equipo, pendiente de dos éxitos como en la Copa o la Copa de la UEFA, le hacen cambiar el planteamiento de que su cargo tiene fecha de caducidad.

- Ángel Torres: Mi salida del Getafe está al llegar. No tengo marcha atrás. Puedo tirarme aquí seis meses o un año, pero no mucho más. Es más, si no me conceden el campo en los próximos días, precipitaría mi salida para el final de temporada. Si nos partimos la cara aquí, no nos gusta que nos tomen el pelo. Si necesitamos un campo nuevo y se nos contesta que sí, no nos pueden estar demorando en este tema. No es una amenaza.

Está claro que voy a dejar la presidencia porque llevo ya siete años. Estoy a gusto y me gusta el fútbol. Pero si no hay estadio me iré al final de temporada, porque no puedo trabajar con las instalaciones que tenemos. Sabiendo, porque lo hemos visto, que a otros clubes se les ha dado lo que han pedido. Representamos a la zona sur de madrid y a más de dos millones de ciudadanos. Y tenemos el mismo derecho que los demás a consolidar el proyecto de ser el tercer equipo de Madrid.

P - Especialmente porque la afición ya ha despertado y, en ocasiones, el campo se queda pequeño.

R: Sí y es de agradecer. La gente ha reaccionado también porque el equipo le ha llevado en volandas. Estamos creciendo. Tenemos las deficiencias que tenemos, que se ven, sobre todo, con el tema del estadio y se van a ver este jueves con la visita del Bayern. Se han hecho unas reformas pero tenemos que tener un estadio que pueda afrontar todas las competiciones que tenemos. Las autoridades tienen que darse cuenta de que necesitamos ya el nuevo estadio para que este equipo pueda crecer. Una ciudad deportiva para las categorías inferiores y un estadio de acuerdo a la categoría del club".

P: Sin embargo, no parece, de momento, que sus peticiones tengan mucha repercusión

R: No está haciendo mucho caso nadie, es verdad. Yo no sé qué es lo que ya hay que hacer y cuál es el camino. Estamos exigiendo. La presidenta de la Comunidad y el alcalde de Getafe van a venir el miércoles y espero juntarles, que ése sea el momento y solucionar el asunto. No nos pueden estar engañando. Es el momento de decir basta ya. Sentar al Ayuntamiento de Madrid y si hay un cambio o una permuta, que ya se hizo, que se haga. Lo que queremos es una respuesta definitiva. No podemos seguir demorándolo".

P: Sobre todo cuando el equipo responde. Cada vez apunta más alto. Temporada tras temporada. ¿Cual es el secreto de este club y de su presidente?

R: El secreto está en el trabajo y sobre todo en el vestuario. Siempre he dicho que con el vestuario del Getafe le entrena cualquiera. El entrenador es bueno o malo si los futbolistas quieren. Si los futbolistas no quieren, el mejor entrenador del mundo lo tiene complicado. El vestuario es la clave. Y cada año tenemos mejor vestuario a pesar de los grandes cambios en la plantilla y la cantidad de nuevos jugadores que vienen.

Este año, con la llegada de Jaime Gavilán en diciembre, hay trece incorporaciones nuevas. Que todos te den el nivel que te dan no es fácil. Chavales como Rubén de la Red o Esteban Granero, que venían de descender al Castilla y que nadie creía en ellos, no es fácil que den este rendimiento. O Pablo Hernández, que venía de jugar en Segunda. Hay una mezcla de veteranos y jóvenes sobre una base que se mantiene. Hasta ahora, hemos tenido suerte.

P: Además, es un equipo que ya tiene fama de revalorizar a los jugadores.

R: Hemos demostrado que este club es un trampolín para cualquier jugador de un equipo grande. Chavales que no tienen minutos en sus clubes y aquí les podemos poner habitualmente. Que triunfen como casos, por ejemplo, de Albiol u otros muchos. Y el que no vale, no vale ni en el Getafe ni en ningún sitio. Yo espero que cada año mejore la relación con los equipos grandes porque somos un club que formamos a la gente y eso es lo importante. A veces estos jugadores necesitan confianza para explotar.

P: Ha citado a De la Red. ¿Cual es su situación?

R: "De la Red es un jugador del Getafe. El Madrid tiene una opción de recompra y según todos los indicios la quiere ejercer para que juegue en el primer equipo. El primer año tendría que jugar en el Real Madrid y no traspasarlo a otro club. Ellos quieren ejercer esa opción y me parece lógico. Si lo repesca nos alegraremos por el chaval y tendremos que buscar un sustituto. Pero la idea no es repescarlo para venderlo a un tercero. Primero, porque el Madrid es un club señor, siempre lo ha demostrado y no hace las cosas por ganar dos pesetas.

Si recompra al futbolista es porque lo necesita y no tenemos mucho que decir. Al contrario, agradecidos a De la Red por el año que ha dado y al Madrid por habérnoslo dejado.

P: Ante toda esta situación y las dos semanas que vienen ¿No siente un poco de vértigo?

R: "La verdad es que da un poco de vértigo, sí. Pero ya no hay marcha atrás. Cuando estás metido en esta vorágine, lo que intentamos es ver cómo salimos de estos quince días que pueden ser históricos. Y sobre todo que nos respeten las lesiones. Llevamos dos meses en los que cada partido se nos caen dos futbolistas y eso para un club modesto es una barbaridad. Pero, llegados aquí, hay que hacer un último esfuerzo.

P: La temporada ha sobrepasado todas las expectativas. Ha habido un cambio de actitud, de mentalidad. Como que hay que ser más ambiciosos y ganar ya un título.

R: Después del año que hemos vivido y el esfuerzo de este equipo, se merece ya hacer historia y eso pasa por ganar un título. Quedar bien en la Liga y llegar a una final o a cuartos de la UEFA está bien. Pero por méritos, debemos ganar un título aunque no va a ser fácil.

P: Dada la experiencia, tiene algún planteamiento distinto, a nivel social o de afición, para que no pase lo del año pasado y haya esa diferencia que hubo en la final contra el Sevilla?

R: Hemos aprendido que las cosas no hay que celebrarlas hasta que no se ganan. Vamos a llegar a la final haciendo los mismos entrenamientos y todo lo normal que siempre. Tenemos veinte mil entradas y las vamos a repartir justamente. No me gustaría salir en los papeles porque se ha revendido una entrada al Valencia desde aquí. De todas formas, al ser el estadio más pequeño que el del año pasado, habrá más igualdad y la diferencia no se notaría tanto".

P: Cuál es el tope de este Getafe?

R: El tope no se sabe. Este año hicimos una plantilla más amplia, porque estamos en tres competiciones. Nos arriesgamos, aunque nos podía haber salido mal. El techo en fútbol no se sabe. Este año nos estamos saliendo, pero a lo mejor el año que viene, con el mismo equipo, estamos abajo y no somos capaces de mantenernos. Hay que ir pasito a pasito y que no se nos suban los humos a la cabeza aunque ganemos un título. Hay que seguir con la misma modestia y honradez con la suerte para acertar con los fichajes y el entrenador"

P: Ángel Torres es uno de los personajes más reclamados en los últimos días. Está pendiente del equipo. Tiene una fe ciega en las posibilidades del conjunto de Laudrup.